La patrulla contra la doble fila podrá multar las infracciones en zona azul

El Ayuntamiento ya ha comprado el nuevo vehículo policial y queda equiparlo También detectará los coches robados o que invadan los espacios para bus y taxis

ELÍAS JIMÉNEZALBACETE

Antes de que acabe el año o a principios del que viene podría estar en marcha en Albacete el vehículo para controlar la doble fila. El Ayuntamiento efectuó su compra hace casi un mes, y la Policía Local de Albacete está a la espera de su inmediata llegada a la capital, ya que actualmente está en periodo de adaptación a la imagen del cuerpo en la capital albaceteña con la colocación de los distintivos. Una vez que se reciba el coche, de la marca Toyota, se tendrá que enviar de nuevo a Madrid para que se le instalen todos los dispositivos informáticos necesarios para el control de la doble fila, por lo que, en principio, está previsto que dos o tres meses esté listo para funcionar. Este sistema ya está funcionando en otras grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao, Málaga o Vigo.

Este dispositivo estará dotado de un sistema que permite ir leyendo las matrículas de los coches de modo automático y las va procesando, de modo que si se ha cometido una infracción se tramita automáticamente la denuncia con información exacta sobre la localización del vehículo, la hora e incluso con una prueba fotográfica. De este modo, la denuncia pasa a la unidad administrativa de multas «en un proceso completamente automatizado», destacó el jefe de la Policía Local de Albacete, Pascual Martínez.

Más ágil

Hasta ahora, cuando detectaban alguna infracción, los agentes rellenaban manualmente la denuncia en el boletín, que posteriormente se entregaba en mano a la unidad administrativa de multas que se debía encargar de su introducción en el sistema. Con este dispositivo todos estos pasos intermedios se ahorrarán y se agilizará el procedimiento, «será más rápido y eliminará los posibles errores en la tramitación», destacó Pascual Martínez.

El jefe de la Policía Local admitió que la doble fila es uno de los problemas más graves del tráfico en la capital ya que reduce a la mitad la capacidad de las vías más anchas dejándolas en muchas ocasiones con tan sólo un carril de circulación y entorpeciendo la fluidez. A juicio de Pascual Martínez el aparcamiento en doble fila es también «una de las actuaciones más insolidarias por parte de los conductores». «Además -prosiguió-, se dan situaciones muy contradictorias como que el cuando un conductor aparca en doble fila trata de justificarlo por todos los medios, pero cuando se ve afectado por la lentitud de la circulación la critica con dureza».

Pero este sistema no es eficaz sólo para combatir la doble fila, aunque en principio está pensado sobre todo para eso ya que es uno de los problemas más graves a los que se enfrenta el tráfico de la ciudad. El dispositivo que lee y procesa las matrículas de los coches es capaz de detectar los vehículos que han sido sustraídos, aquellos que están en busca y captura o los que no hayan pagado el impuesto de circulación. También podrá detectar a los coches que estén mal aparcados, encima de aceras, en espacios reservados para personas con movilidad reducida o en calles peatonales. El dispositivo permite incluso detectar los coches aparcados en la zona azul que hayan superado el límite de estacionamiento de dos horas y que no hayan movido el vehículo una vez transcurrido ese tiempo, tal y como se contempla en la ordenanza municipal.

Según explicó a este diario el jefe de la Policía Local el objetivo de este nuevo dispositivo no es incrementar la recaudación, sino prevenir y evitar «esas actuaciones insolidarias» como la doble fila, mejorando así la fluidez de la circulación en la capital. «Evidentemente, si con la implantación de este dispositivo no se consigue ese objetivo preventivo, se incrementará notablemente el número de sanciones que se impongan». Hasta ahora la Policía Local de Albacete sanciona cada año a un millar de conductores por aparcar en doble fila en la capital y con la nueva ordenanza que el Ayuntamiento está tramitando esta conducta estará sancionada con hasta 140 euros de multa.

El Ayuntamiento invertirá 70.000 euros en la adquisición y equipamiento de este vehículo que se ha llevado a cabo mediante el servicio centralizado de compras.