Los errores arbitrales se acumulan en contra del Albacete

El tanto anulado ante el Almería ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de los blancos Ante el Castilla y el pasado domingo los de César Ferrando se vieron privados de dos puntos

JOSÉ LUIS ROYOALBACETE

Analizando los arbitrajes recibidos por el Albacete Balompié esta temporada, parece que César Ferrando y sus jugadores tienen razón cuando se sienten perjudicados porque la mayoría de los errores arbitrales cometidos en los partidos de los manchegos son en contra de sus intereses. Eso sí, si tenemos en cuenta los resultados de los partidos, en cuanto a puntos, el Alba sale beneficiado ya que varios de esos errores en contra fueron cometidos en encuentros que los de Ferrando terminaron ganando por lo que no influyeron en el resultado.

En la primera jornada llegó el primer error grave en contra del Albacete. En el encuentro ante la Ponferradina, el colegiado andaluz Pérez Montero, no vio un claro penalti del central berziano Debris sobre Jordi Ferrón en la primera parte y cuando el encuentro estaba todavía empatado. Al final dos goles de Héctor y Azkorra dieron la victoria a los manchegos por lo que la jugada no tuvo incidencia en el resultado.

En la segunda jornada el Albacete se desplazó a Elche donde logró una importante victoria (1-2) con dos tantos de Parri, el primero de ellos gracias a un penalti señalado por el colegiado balear Rodado Rodríguez. Una pena máxima muy protestada por los ilicitanos ya que Pere Martí derribo a Diego Alegre fuera del área. El partido acabó con victoria manchega y la jugada influyó en el resultado.

En la tercera jornada de Liga, el Albacete recibía al Málaga, uno de los grandes de la categoría algo que pudo notarse en el arbitraje, aunque Marcos Alonso, el técnico del conjunto andaluz se quejó de que la falta que dio origen al primer gol del Alba, lo cierto es que la jugada polémica del encuentro llegó a falta de un cuarto de hora cuando Gardeazábal Gómez se dejó engañar por el delantero del Málaga, Salva Ballesta que se tiró de manera escandalosa cuando notó cerca la presencia de Diego Alegre. El conjunto andaluz acortó distancias, pero los manchegos acabaron ganando el partido (2-1), por lo que el penalti no influyó en el resultado.

La sangría de Madrid

Hasta la cuarta jornada nadie había hablado de los arbitrajes, pero llegó la primera derrota y César Ferrando no pudo aguantar haber perdido por las decisiones arbitrales de Caballero Herreros. En este encuentro el Albacete terminó seriamente perjudicado porque acabó perdiendo gracias a un tanto precedido de una falta sobre Miquel Buades.

En Albacete se adelantó pronto en el marcador con un tanto de Parri y dominaba por completo a un desaparecido Real Madrid Castilla. De hecho en la primera parte los de Ferrando pudieron sentenciar el choque, primero si el árbitro hubiese expulsado al meta local Adán tras derribar a Biagini en la frontal del área, pero la cosa se quedó en amarilla. También en la primera parte, Juan Carlos ejecutó con rapidez un saque de banda que pilló despistada a la defensa madridista y que dejaba solo a Héctor ante Adán, pero, incomprensiblemente, Caballero Herreros cortó la jugada y ordenó repetir el saque a los manchegos, algo inexplicable porque no pitó falta de saque ya que de haber sido así, el balón hubiera correspondido al Castilla.

La gota que colmó el vaso de la paciencia de Ferrando, que tras el choque cargó contra el colegiado, fue el segundo gol del Real Madrid Castilla. Y es que el tanto de Rayco llegó precedido de una falta sobre Miquel Buades de otro jugador madridista que no permitió al mallorquín saltar en condiciones para despejar el balón que al final remató el delantero canario del Castilla.

En las dos siguientes jornada, ambas ante equipos canarios -Vecindario y Tenerife-, los árbitros estuvieron correctos y no cometieron errores de bulto.

Penalti a Aranda

Pero en los dos últimos choques disputados, las equivocaciones graves han vuelto a hacer acto de presencia en los encuentros que tienen al Albacete como protagonista. Así, en el último partido en casa ante el Murcia, los visitantes reclaman un penalti de Noguerol sobre Aranda en el último minuto.

La jugada esta previamente invalidada porque el juez asistente de Estrada Fernández por fuera de juego, pero las imágenes de televisión evidencian que el malagueño estaba en posición correcta, después, Noguerol lo derribó agarrándolo del hombro dentro del área.

De todas formas, en este partido, el Alba también tuvo errores en contra. Se permitió el juego duro de Paco Peña y del resto de jugadores granas. Así, Richi debió ser expulsado tras propinar un codazo a David Sánchez en la segunda parte, pero el árbitro solamente le mostró tarjeta amarilla.

Y por último, la gota que parece haber colmado el vaso de la paciencia en el seno del Albacete Balompié ha sido el tanto anulado a Jordi Ferrón y que hubiese supuesto el empate a dos para los manchegos. Piñeiro Crespo no dudo en señalar una falta de Ferrón, pero en las imágenes de televisión se puede comprobar que el centrocampista catalán salta limpiamente y se aprovecha de que el central del Almería se traga el bote del balón para cabecear a la red.