EL TRANSPORTE, UN SECTOR ESTRATÉGICO

MANUEL PÉREZCARRO SECRETARIO GENERAL DE LA PATRONAL SECTORIAL FROET

Se dice que un sector es estratégico cuando su importancia es crucial para el conjunto de la economía. En este sentido, el transporte en general debe ser considerado como sector estratégico y, dentro de él, el transporte de mercancías por carretera resulta de especial relevancia, como saben bien en el sector hortofrutícola regional.

Muchas veces, como ciudadanos, no apreciamos lo imprescindible que resulta para nuestra vida diaria. Cuando realizamos la compra, nos parece natural que los lineales del supermercado se encuentren llenos de productos de todo tipo, procedencia y en las condiciones adecuadas de frescura. Lo mismo nos ocurre cuando acudimos a otros comercios y, cuando compramos en internet, esperamos la entrega de nuestro pedido en casa como lo más natural.

Todo ello no sería posible sin el transporte, elemento fundamental de la cadena logística, desde el aprovisionamiento de las materias primas, hasta la recepción del producto por el consumidor.

Sin embargo, la sociedad, a mi juicio, no tiene una visión positiva del transporte por carretera, quizás porque lo que siempre se destaca de él son aspectos negativos frecuentemente exagerados: los camiones colapsan las carreteras, contaminan, producen ruido o causan accidentes.

Los indudables beneficios que produce el transporte de mercancías para el desarrollo económico de nuestra actividad agraria, por ejemplo, y el bienestar de los ciudadanos no se valoran suficientemente y, desde hace años, no se han dejado de poner trabas a su desarrollo, como las tasas por el uso de infraestructuras o 'euroviñeta', la enorme carga fiscal que soporta a través de los carburantes, y, normas restrictivas de todo tipo.

Más del 90% del transporte de mercancías se transporta por carretera y, según la Comisión Europea, se espera que la demanda haya crecido un ochenta por ciento en 2050, y todo ello, paradójicamente, a pesar de las medidas disuasorias que la UE está aplicando al sector carretero, y las medidas que se vienen adoptando para favorecer el trasvase de mercancías a otros modos de transporte.

A la vez que estamos a favor de que el ferrocarril se potencie, sobre todo en aquellas zonas donde es prácticamente inexistente, como es el caso de la Región de Murcia, el transporte por carretera viene reclamando desde hace muchos años la apertura de grandes corredores para camiones, libres de restricciones, incorporados a la Red Transeuropea de Transportes, dotadas de áreas de servicio seguras con servicios adecuados para atender a las tripulaciones.

Todo ello acompañado por el avance de nuevas tecnologías que irán incorporándose a vehículos cada vez menos contaminantes, harán que del transporte por carretera un instrumento más eficaz y competitivo, y que contribuirá al desarrollo económico y al bienestar de los ciudadanos eliminándose los inconvenientes que puede producir.

Por ello, abogamos por políticas racionales que prevean el futuro y favorezcan el desarrollo de un transporte por carretera más sostenible, porque no existe, de momento, un medio de transporte que pueda suplir al camión debido a su eficacia, versatilidad, competitividad y flexibilidad.