Pomelo, el otro gran cítrico murciano

Pomelo, el otro gran cítrico murciano

En los años 80 apenas se cultivaban cientos de toneladas de este híbrido de origen subtropical en la Región, donde ahora ya se produce un tercio de todo el cultivo nacional

G. S. FORTE

La Región de Murcia, potencia española en el cultivo de limones, también se encuentra a la cabeza del cultivo de pomelos. Un tercio de toda producción nacional se genera aquí. Son casi 29.000 toneladas en la última cosecha. Solo Andalucía, con ocho veces más territorio, nos supera. Valencia, en último lugar, es la tercera comunidad donde se cosecha este híbrido de origen subtropical muy empleado en dietas adelgazantes.

Este producto adquirió protagonismo en el campo regional a mediados de los años ochenta. Antes de esa fecha su producción apenas se contaba por centenares de toneladas cada año. Desde entonces sobre pasa los varios miles y ha ido creciendo gradualmente hasta mantenerse en el entorno de las 30.000 toneladas anuales desde el inicio de esta década. El producto aún tiene margen de crecimiento, pero para ello necesita una fuerte campaña de promoción que lo eleve por encima de su techo actual, de acuerdo con Francisco Seva, especialista en comunicación autor de 'Limón y pomelo: consideraciones y reflexiones periodísticas'.

LOS DATOS

29.000
toneladas de pomelo generaron los campos murcianos en 2017.
75%
del cítrico español acaba en los mercados de otros países.

«México se gastó 45 millones de dólares para anunciar el aguacate en la Super Bowl, [el partido final de la liga de fútbol americano en Estados Unidos, mientras que en España no hemos sido ni capaces siquiera de hacer un simple anuncio de nuestros limones, naranjas y pomelos», apunta Seva, que también es coordinador de la Campaña Promoción Cítricos de España.

Antes de los años 80 la producción apenas se contaba en centenares de toneladas Con una campaña de promoción, el cultivo podría romper el techo al que ha llegado

«Tenemos la deformación profesional de creer que todo lo que se exporta ya tiene el género vendido, pero el mercado nacional es importante para encarar el futuro, como lo es también abrir nuevos destinos», y cita Oriente Medio y Estados Unidos como ejemplos. «Países como Turquía, Egipto, Argentina, México y Colombia se están aprovechando de esto y sí están haciendo grandes campañas de promoción de todo tipo de productos, mientras que España no hace ninguna de sus cítricos y está perdiendo lamentablemente su oportunidad».

De momento, añade, el pomelo «se mantiene estable», sostenido por unos buenos precios y una ágil comercialización dirigida por el apenas puñado de empresas que trabajan con él y que principalmente lo exportan al resto de Europa. En total, casi tres cuartas partes del pomelo de España (octavo productor mundial) acaba en los mercados de otros países, casi exclusivamente de la Unión Europea. El 9% se comercializa en fresco y el 12% se destina a la industria. Lo que resta, en torno a un 5%, son pérdidas producidas en el proceso.

La Asociación Interprofesional de Limón y Pomelo (Ailimpo) afronta la campaña 2018/2019 «con un moderado optimismo». Las previsiones facilitadas por el director de esta entidad en la que se agrupa el sector, José Antonio García, alertan en todo caso de una «devaluación de la lira turca», que puede incidir en una «mejora de forma artificial de su competitividad, lo que supone una amenaza en algunos mercados muy sensibles al precio».

En estas previsiones se añade que el inicio de la campaña española «comenzará a finales de octubre ofertando calibres gordos para atender la demanda de este tipo de fruta, mientras se liquidan los 'stocks' de fruta pequeña de Sudáfrica, y finaliza la temporada de México».

«En todo caso», concluye, «el pomelo español se ha posicionado fuertemente en la Unión Europea como un origen imprescindible para abastecer la demanda desde noviembre a abril».

Coordinar esfuerzos

En cuanto a la campaña 2017/2018, que ya ha concluido, se ha obtenido se ha obtenido una cosecha total de 76.104 toneladas en España. Su destino principal ha sido la exportación a los mercados de Alemania y Francia, con «el 57% del total de las ventas, con casi 30.000 toneladas. Una pequeña cantidad se exportó a los mercados de países terceros (3.016 toneladas), donde hubo un incremento del 19%, y hay que destacar el esfuerzo en abrir y consolidar poco a poco mercados como Suiza, Sudáfrica o Canadá». Por su parte, el mercado interior se estima que absorbió 10.000 toneladas de toda la producción nacional. La industria, por su parte, transformó 10.548 toneladas.

 

Fotos

Vídeos