Con un ojo en el Nilo

Agricultor egipcio trabajando la tierra de forma tradicional. / Matt Moye / AP
Agricultor egipcio trabajando la tierra de forma tradicional. / Matt Moye / AP

El fácil acceso a la financiación, al agua, a la mano de obra barata y a los mercados europeos está erigiendo a Egipto como un importante competidor de la agricultura murciana

GINÉS S. FORTE

Los sistemas de riego que hace 5.000 años ya aprovechaban las crecidas del Nilo impulsaron el florecimiento de la civilización más famosa de la antigüedad. Varios miles de años antes, el territorio que ahora ocupa Egipto, fue uno de los primeros lugares del mundo en el que se practicó la irrigación para obtener cosechas a partir de plantas recogidas previamente en la naturaleza. Ahora, unos 9.000 años después de aquel momento, la agricultura del país de las pirámides vuelve a adquirir protagonismo y está erigiéndose como un duro competidor del agro murciano.

Egipto es un importante exportador de frutas y hortalizas. Es el segundo mayor productor de alcachofas del mundo, por ejemplo, y el quinto de tomate, por citar dos cultivos también importantes en la Región de Murcia, con la que también compite, entre otros, en limones y uvas, de las que exporta decenas de miles de toneladas al año, en buena parte a la Unión Europea. «La presencia de naranjas egipcias ha crecido espectacularmente en los últimos diez años», ejemplifica José Antonio García, director de la Asociación Interprofesional de Limón y Pomelo (Ailimpo), 'lobby' español de referencia en el sector. García destaca los bajos costes de producción y mano de obra del país africano, junto a su posición geográfica «muy buena», que le facilita la logística para llegar a los mercados europeos. El director de Ailimpo no descarta que estas ventajas egipcias, unidas a otras notables, como «su clima adecuado, su disponibilidad de agua, su actual estabilidad política y el acceso que tiene a fuentes de financiación», puedan convertirle en el futuro en un firme competidor en limones, lo que afectaría mucho más a la Región de Murcia, con la que coincide en fechas de campañas.

LOS DATOS

es el puesto en el mundo de Egipto como productor de hortalizas.España es el 11º.
9.000
años hace que comenzó la agricultura irrigada en el país africano.

A favor de Egipto juegan su excelente ubicación geográfica, que le permite colocar productos agrarios de buena calidad en el maduro mercado europeo y en el incipiente del golfo Pérsico; sus condiciones climáticas; la disponibilidad de grandes espacios de terrenos nuevos, que están aumentando gracias a importantes programas de recuperación; el acceso a grandes cantidades de agua, que le sigue proporcionando el gran río que atraviesa el país; su enorme disposición de trabajadores (casi un tercio de la mano de obra egipcia se dedica a la agricultura -en Murcia ronda el 10%-) y también su compromiso, apoyado por las autoridades del país, con una tecnología agraria que en buena parte está adquiriendo en la propia Región de Murcia. En 2017, Murcia le vendió más de 10 millones de euros en instalaciones de invernaderos para agricultura, incluidos sistemas de fertirrigación, lo que convierte al país africano en el mayor comprador internacional de estas estructuras fabricadas en la Región, según el Instituto de Fomento (Info).

Avances en industria

Egipto ya ha conseguido, por ejemplo, colocarse en el sexto puesto mundial de producción de hortalizas frescas, frente al undécimo puesto de España (datos correspondientes a 2013). Y también avanza puestos en la industria agraria. Por ejemplo en torno a la naranja, cultivo del que es el primer exportador del mundo. «Ni Italia ni Grecia nos supone una verdadera competencia en el sector de industrialización de este cítrico, pero países como Egipto y Marruecos sí lo son», tanto por el suministro directo de naranjas como del producto ya exprimido, explica el secretario general de la Asociación Española de Fabricantes de Zumos (Asozumos), Alfonso Mena. Egipto, «para nosotros, que fabricamos equipos de procesado de frutas y verduras, sobre todo para zumos, es una oportunidad», apunta Francisco Purroy, responsable de ventas de la compañía murciana de maquinaria JBT. Por el contrario, «para los productores murcianos, Egipto es un competidor claro y en crecimiento», reconoce.

Egipto es el mayor comprador internacional de invernaderos fabricados en la Región de Murcia

Con el conocimiento que le otorga trabajar para la compañía que domina el 80% del mercado de extractoras industriales de zumo de Europa, Oriente Medio y África, Purroy aclara que el país africano aún está lejos del sector español, pero ofrece un dato que da una idea de su rápido crecimiento: «En los últimos cinco años hemos incorporado media docena de extractoras de zumos en España, mientras que en Egipto han sido 14». Su empresa ha instalado en Egipto, por ejemplo, una fábrica completa de zumos para una compañía alemana «que es una de las mayores plantas de extracción de zumos para Europa». Purroy augura un importante crecimiento en el sector a Egipto y Marruecos. Preguntado por las diferencias entre ambos países, el profesional de JBT precisa que Egipto «es más fuerte que Marruecos y está invirtiendo más en industrializarse».

Francisco Purroy: «Es más fuerte que Marruecos y está invirtiendo más en industrializarse»

Tras una etapa de inestabilidad, «superada gracias a la financiación internacional y a los ajustes presupuestarios», la economía egipcia ofrece ahora «nuevos proyectos con los que espera inundar su tejido productivo de inversiones internacionales», explica en un pieza dedicada a ese país la revista 'El Exportador', editada por la entidad pública de exportaciones ICEX. Ahora, añade la publicación estatal, «en lo referente a los intercambios comerciales, Egipto mantiene unas excelentes relaciones con la UE y el Acuerdo de Asociación [suscrito por ambas partes en 2004] ha permitido incrementar notablemente el volumen de los mismos».

En este contexto, Egipto trabaja por mejorar su logística con Europa, lo que puede afectar singularmente a la Región de Murcia. El catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Murcia (UMU), José Luis Munuera, afirma que la principal fortaleza del sector agrario murciano respecto a sus competidores, «no es ni la innovación; ni la disponibilidad de mano de obra o de agua, que no tenemos; ni la ventaja tecnológica, en la que tampoco estamos al nivel de Holanda, sino que es la facilidad de acceso a los mercados europeos», gracias a la proximidad física y la pertenencia a la UE. Si los competidores egipcios, añade Munuera, «consiguen acercarse más a Europa, entonces desaparecerá nuestra ventaja competitiva». Ante esta posibilidad, el profesor de la UMU propone «intentar competir en productos diferenciados», como los ecológicos; llegar más temprano al mercado, «por el adelanto en los ciclos de maduración», y ser innovadores.

José Luis Munuera: «Si logra acercarse más a Europa, desaparecerá nuestra principal ventaja competitiva»

De momento, más que a Europa, las producciones agrarias egipcias están llegando ante todo a la región de Oriente Medio, que es una de las zonas de expansión potencial para la agricultura murciana. «Egipto es el principal suministrador de productos agrícolas del golfo Pérsico», apunta Munuera.

En esos países, en los que apenas hay tecnología agraria, «a diferencia de Egipto, donde llevan 5.000 años sacando agua al Nilo», están más interesados en importar estos bienes que en producirlos ellos mismos, explica el catedrático de la UMU, aludiendo a conversaciones con empresarios murcianos con negocios en la zona.

Acceso al golfo Pérsico

Los egipcios llegan bien al golfo Pérsico por una proximidad geográfica que también tienen potencias agrícolas vecinas, como Turquía e Israel, que, sin embargo, no compiten en la zona por sus desavenencias políticas. Respecto a Turquía, que son los «principales competidores de frutas y hortalizas en Europa», apunta Munuera, Egipto también se beneficia del distanciamiento que desde hace unos años se está abriendo entre Bruselas y Ankara, y que está alejando la posibilidad, muy contemplada hasta hace unos años, de que Turquía acabe formando parte de la UE.

Frente a la competencia egipcia, y también a la que ofrecen países como Túnez, Libia y Marruecos, que son los «competidores natos de la producción murciana» y donde ya «hay españoles haciendo allí agricultura con acceso a agua sin restricción, buena tecnología y mano de obra barata», Munuera ve una salida en la innovación, «porque por precio no vamos a competir, ni tampoco por otros elementos como la mecanización». «Hay que diferenciarse de las producciones de países como Egipto», coincide el experto en comunicación, especializado en cítricos, Francisco Seva, que observa a Egipto con gran preocupación: «Hay que dedicar tiempo a este país, que está resultando muy importante como competidor».

La innovación como vía de escape

La Región de Murcia peca, a juicio del profesor José Luis Munuera, catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Murcia (UMU, «de ser muy complaciente consigo misma, y deberíamos hacer una reflexión en los próximos años sobre en qué debemos de competir, que no es en precio, porque ellos son capaces de producir mucho más a mucho menor coste». Sobre las barreras que España trata de poner a exportaciones como las egipcias, Munuera advierte de que «irán cayendo» ante la presión de los consumidores por adquirir productos más baratos de lo que es capaz de producir Murcia. La salida, ante este panorama, insiste, «creo que pasa por innovar, investigar, más ciencia y más tecnología para hacer algo que nuestros competidores no sean capaces de hacer». De momento, explica que la Región de Murcia se sigue beneficiando de su gran fortaleza logística que le da acceso rápido a los mercados europeos, «pero, ¿qué tiempo va a durar esa ventaja respecto al precio más barato de nuestros competidores», reflexiona.