Hay langostino para rato

Langostino del Mar Menor. / La verdad
Langostino del Mar Menor. / La verdad

Los resultados preliminares de un estudio científico encargado por la Cofradía de San Pedro del Pinatar revelan que esta especie del Mar Menor está «subexplotada»

G. S. F.

En el Mar Menor hay «biomasa de langostino para rato». El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de San Pedro del Pinatar, Jesús Gómez Escudero, se muestra optimista sobre la explotación futura de una especie propia de estas aguas que en la actualidad supone el 15% de los ingresos para los pescadores de la zona (la dorada, la lubina y la anguila son las otras tres especies que se capturan aquí).

El balance de pesca de este año se prevé considerablemente menor a los de los dos anteriores, 2016 y 2017, en los que se capturó una media de más de 22.000 toneladas cada ejercicio. Pero estas fluctuaciones no son preocupantes, tranquiliza Gómez, que destaca los resultados preliminares que acaban de conocer del estudio científico que han encargado para evaluar el estado del crustáceo. «El langostino del Mar Menor está subexplotado, o sea que tenemos langostino para años».

El patrón mayor explica que las emisiones a la laguna de los ejercicios anteriores, provenientes sobre todo de la agricultura, están detrás del espectacular incremento de la pesca de los últimos años, «en los que se multiplicó por cuatro o cinco las capturas por un exceso de nutrientes en el agua». El reverso de este fenómeno es el daño que se infringió a los fondos, donde al no llegar la luz por tanta turbidez desapareció el 90% de las algas, con la consiguiente proliferación de desechos y problemas que pueden enquistarse a largo plazo.

Jesús Gómez, patrón mayor: «Los pescadores debemos liderar las investigaciones»

En 2016 Gómez accedió a encabezar la cofradía con el firme propósito de encargar un estudio científico que revelase la verdadera salud de la especie. «Hasta el momento únicamente la Administración y alguna ONG había emprendido este tipo de trabajos, pero nosotros tenemos claro que las investigaciones pesqueras las debemos liderar las cofradías de pescadores, que somos los afectados». Este estudio, elaborado por varios científicos y que se espera concluir a finales de 2018, ya ha arrojado sus primeros resultados preliminares: «En condiciones normales, sin agresiones externas al Mar Menor, pensamos que tenemos langostinos para años», revela Gómez.