La Verdad

Madrid, 8 sep (EFE).- Un estudiante de 14 años de San Fernando (Cádiz) ha conseguido reunir en pocos días 200.000 firmas para pedir al Ministerio de Educación que retire las pruebas finales o reválidas de cuarto de la ESO y de Bachillerato que fija la Lomce a partir de este curso.

El alumno, de nombre Isidoro Martínez, explica en la plataforma de peticiones ciudadanas Change.org que ha iniciado esta campaña de recogida de firmas junto a otros compañeros de tercero de la ESO con el objetivo de trasladar al ministro de Educación, Íñigo de Méndez de Vigo, su desacuerdo con el sistema de las reválidas.

De hecho, tiene intención de llevar las firmas al ministro la próxima semana, según han comentado a Efe fuentes de Change.org.

"Si no se aprueba la reválida al final de la ESO se nos cierran las puertas de la FP de grado medio y de Bachillerato. Si no la aprobamos en Bachillerato, no podremos acceder a la Universidad", critica el alumno.

En su petición, Isidoro argumenta: "a partir de 2018, si un alumno aprueba los cuatro cursos de la ESO, incluso con buenas notas como es mi caso, no obtendrá el título de esta etapa educativa hasta no aprobar una reválida final, que constará de siete asignaturas. Si no se aprueba esta reválida, sólo podremos optar a hacer la FP Básica, es decir, se nos cierran las puertas de la FP de grado medio y del Bachillerato"

"Lo mismo ocurre en el Bachillerato. Aquellos que suspendamos la prueba al final de este ciclo, aunque hayamos aprobado los dos años de este ciclo, no podremos acceder a la Universidad", concluye el joven gaditano, que se pregunta qué clase de sistema educativo es este en el que se decide el futuro "únicamente en función de los resultados en un par de pruebas".