La Verdad

Panamá, 8 abr (EFE).- Lo acuerdos de la VII Cumbre de las Américas se entregarán a los organismos internacionales implicados y no se plasmarán en un documento público en aras de evitar una falta de consenso por matices políticos, anunció hoy, en una entrevista con Efe, la canciller y vicepresidenta de Panamá, Isbael de Saint Malo.

"Panamá está considerando remitirlos a los organismos internacionales que apoyan el proceso de cumbres para que contribuyan al debate regional sobre Prosperidad con Equidad", lema y principal objetivo de la Cumbre, explicó De Saint Malo.

El riesgo de falta de consenso en los matices políticos, "principalmente en el preámbulo" de los "acuerdos de carácter técnico" ya alcanzados, ha hecho considerar a Panamá, como anfitrión de la Cumbre, proceder de esta manera.

La cumbre, por tanto, culminará con "una declaración institucional del presidente de Panamá, Juan Carlos Varela", adelantó De Saint Malo.

La canciller de Panamá explicó que esos acuerdos o mandatos ya pactados, y en los que "hay consenso en un 95 por ciento y salvo en el preámbulo", tampoco se someterán a la discusión en la reunión de cancilleres previa a la de Jefes de Estado, el viernes y sábado próximos.

"En este momento lo que tenemos es un proceso donde ha habido acuerdos y es posible que lo presentemos directamente a lo organismos sin presentarlo a la reunión de cancilleres", declaró la canciller.

"No hemos encontrado consenso en el preámbulo; hubo una propuesta de preámbulo que tiene connotaciones un poco más políticas y sobre ese preámbulo no ha habido consenso", precisó.

"Hemos tenido hasta ahora consenso en 42 de 48 párrafos" del documento con una decena de mandatos de carácter técnico destinada a impulsar el desarrollo de la región, agregó.

De Saint Malo recordó que "de hecho Panamá propuso hace ya seis meses que no tratáramos de elaborar ningún documento para justamente permitir mayor libertad en las discusiones, y creo que al final vamos a llegar a esos que fue nuestra propuesta original".

El gobierno de Panamá ha trabajado desde hace meses al amparo de la OEA en un plan consistente en definir una decena de mandatos que tenga carácter de compromiso en cuya ejecución se involucre a los principales organismos financieros multilaterales para

Los organismos a los que asegura haber conseguido implicar el gobierno de Panamá en los acuerdos a firmar son el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BM), la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Esos acuerdos estarán además bendecidos por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la OEA por supuesto, y los correspondientes organismos de la ONU.

En cuanto a las tensiones regionales, la vicepresidenta y canciller reveló que el gobierno de su país "ha tenido conversaciones con el gobierno venezolano y con el gobierno de Estados Unidos también, ofreciendo la disposición de Panamá de contribuir el diálogo entre ambas partes" en el marco de la VIII Cumbre de las Américas.

"Serán estos dos países los que decidan si quieren tener sus conversaciones o no, pero Panamá hará lo que tenga que hacer y pondrá todos sus buenos oficios", agregó al respecto.

Panamá ya tuvo la iniciativa de invitar a Cuba, por primera vez, a una cumbre de las Américas, lo que fue aceptado por Washington y La Habana, que poco después hicieron el histórico anuncio de su intención de reanudar relaciones diplomáticas.

Cuba se encontraba ausente del concierto continental desde que en 1962 fue expulsada de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Barack Obama y Raúl Castro serán pues los primeros presidentes de Estados Unidos y Cuba, respectivamente, que desde entonces se sienten en una mesa junto al resto de gobernantes americanos y firmen acuerdos que pongan a ambos países en una misma dirección junto al resto del hemisferio.

Saint Malo confirmó que en la cita de Panamá estarán presentes los jefes de Estado de los 35 países americanos, exceptuando Dominica, Guyana y Chile, que serán representados por sus respectivos cancilleres.

Además del carácter histórico que le concede a esta cita la presencia de Cuba y Estados Unidos, la canciller panameña consideró un hito la celebración de un foro de rectores de universidades.

"Tenemos por primera vez un foro de rectores de universidades que puede generar un debate entere la Academia y el Estado y los empresarios", consideró.

"Ese debate puede aportar elementos innovadores al desarrollo y a los retos de equidad que afronta la región", agregó.

Según de Saint Malo, los foros paralelos o previos a la reunión de Jefes de Estado "son importantes, porque es a través ellos que las sociedades de los países participan".