El verdadero Maupassant

Alberto Savinio traza una precisa biografía del escritor francés

J. E. AYALA-DIP

Seguramente el lector habrá visto alguna vez un cuadro muy famoso donde vemos una plaza atravesada por sombras cortantes de distinto colores. Formas cúbicas que urden entre líneas y colores apagados, una soledad metafísica. Me estoy refiriendo a Giorgio de Chirico. Pues bien, este gran pintor y también escritor, tenía un hermano que tuvo el detalle de firmar sus libros con seudónimo. Estamos hablando de Alberto Savinio (1891-1953). Savinio escribió varios libros y fue contemporáneo de grandes figuras del dadaísmo, surrealismo y demás escuelas experimentalistas. Uno de esos libros se titula 'La infancia de Nivasio Dolcemare' (1941). Cito este libro porque en el que hoy comento, 'Maupassant y 'el otro'', del mismo Savinio, Dolcemare sale como personaje casi imprescindible.

Al reseñar este libro, debo aclarar que no leí todas las biografías que se han escrito sobre el gran cuentista francés. No he leído todas, pero leí algunas. Y puedo asegurarles que, en ninguna de las que leí, veo un sistema de biografía tan preciso, tan hondo y tan eficaz. Hasta las primeras diez páginas es posible que el lector considere que Savinio se vaya demasiado por las ramas. Y es el propio autor quien nos alerta que, siendo así, un texto digresivo, su biografía exige que se considere la atmósfera familiar, ideológica y estética que rodeó al célebre autor de 'Bola de sebo'. Por eso dice textualmente Alberto Savinio: «Hablando de París, y en general de la Francia anterior a la Gran Guerra, implícitamente se habla también y de forma más profunda de Maupassant que si se hablara aisladamente de él». Por eso el marco histórico en que Savinio encuadra al autor francés es el de 1870 y 1914, es decir, entre la guerra franco-prusiana y la Primera Guerra Mundial. Otra cuestión que analiza Savinio es la de la paternidad que ejerció Flaubert sobre Maupassant. El padre del cuentista se entregó más al faldilleo que a la educación de su hijo. A los diez años de casados, el padre se separa de la madre y esta pasa a ocupar el lugar, junto al magisterio de Flaubert, de padre y educadora. Esta paternidad de Flaubert, que fue tanta, que hasta se llegó a creer que era su padre biológico, la estudia Savinio, dando a entender que, si no se hace, poco entenderíamos la obra de Maupassant. Y por fin queda otro eje muy importante. El del 'otro' Maupassant, el posterior a sus cuentos naturalistas, el que empujaba a Maupassant al delirio, al abismo más creador y más inquietante. Estoy seguro que si se lee esta pequeña biografía, encontraremos en el 'otro' Maupassant, al verdadero.

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos