La nueva revolución será feminista o no será

PAULA ORTEGA

Hay que morder la manzana. Así es como la escritora Leticia Dolera (Barcelona, 1981) nos llama a la reflexión y al análisis del mundo en el que vivimos con un enfoque feminista. Es actriz, directora de cine y guionista. Nominada al Goya como mejor dirección novel, Dolera se suma así a la emergente marea de libros feministas que destapan y denuncian el machismo aún latente en la sociedad.

Hace primero una descripción del feminismo y desarrolla su historia, descubre las denominadas «tres olas feministas» y lo difícil que ha sido la lucha que no está contada en ningún libro de Historia de ningún centro de enseñanza, como denuncia la escritora. Porque, componiendo la mitad de la población mundial, ¿dónde han estado las mujeres en el desarrollo de la historia?, ¿qué puesto han ocupado cuando se sucedían los grandes cambios sociales, políticos y culturales?

Pero, sobre todo, se centra en la sociedad actual. Analiza el cine, los cuentos infantiles, como los de Disney, y su fuerte impacto en la creación del 'rol de género' en los niños, y la publicidad. Todos estos campos, concluye, son los principales causantes de la nueva opresión a las mujeres: el ideal de belleza.

Además, se atreve con el tema tabú por excelencia, la sexualidad femenina, reivindicando la libertad de elección sin sentirse juzgadas por la sociedad. Incluso pone de manifiesto la denominada 'cultura de la violación', y lo señala nombrando, una tras otra, frases dañinas que justifican, indirectamente, actos machistas sobre las mujeres y que hemos escuchado frecuentemente.

Nos cuenta momentos autobiográficos clave en su vida, episodios machistas que ha sufrido en su vida profesional como actriz y directora, momentos de pura contradicción personal entre las bambalinas de los Goya y conversaciones con sus amigas que la han ayudado a seguir adelante más reforzada. Porque el mensaje principal es ese, el de 'sororidad', esto es, la unión y apoyo entre las mujeres, indispensable para empujar la cuarta ola en la que ya nos encontramos todos sumergidos. Y anima: deconstruirnos para volver a construirnos.

 

Fotos

Vídeos