Una novelista valiente

Una novelista valiente

MANUEL CIFO

En una época en que los intereses comerciales y los gustos de numerosos lectores coinciden en la oportunidad de publicar novelas históricas y 'thrillers', en muchas ocasiones en forma de sagas protagonizadas por unos mismos detectives o policías, es muy de agradecer la valentía que muestra Ayanta Barilli en su primera novela, con la que ha conseguido ser finalista del Premio Planeta 2018. Y, aunque haya quienes piensen que en ese logro pueda haber influido el hecho de ser hija del conocido escritor Fernando Sánchez Dragó, lo cierto es que la novela reúne méritos más que suficientes para ser merecedora de tal galardón.

Con su novela, Ayanta Barilli ha querido rendir homenaje a tres mujeres de su familia víctimas del cáncer de mama: su bisabuela Elvira, su abuela Ángela y su madre, Caterina, esta última cuando Ayanta tenía solo nueve años. Precisamente, la muerte de Ángela en febrero de 2001 será el detonante de su decisión de investigar en las vidas de esas tres mujeres, todas ellas dotadas de un gran talento creativo, especialmente Ángela, de quien heredó una caja con una novela autoeditada por ella misma, además de cartas, manuscritos y diarios. Un material que la motivó para iniciar una «investigación psicológica» que ha desembocado en la escritura de esta «ficción basada en la realidad, honesta», que sirve para poner de manifiesto los estigmas de unas mujeres marcadas por la enfermedad y el desamor, junto con algunos episodios de sometimiento y marginación.

Además de ser una novela con una temática muy personal, emotiva, descarnada y sincera, en la que no se rehúyen episodios muy íntimos, como la infidelidad de su padre con su madre o los malos tratos de su bisabuelo hacia su esposa, llama la atención la trabajada estructura de la misma: está dividida en tres partes, cada una de ellas dedicada a una de las tres mujeres, acompañadas de un prólogo y un epílogo. Y toda esta estructura está perfectamente hilvanada mediante la narración en primera persona por parte de la propia Ayanta, apoyada en el relato autobiográfico de la abuela Ángela, en fragmentos del historial clínico de la bisabuela Elvira y en las cartas y diarios de Caterina. Un premio muy merecido.

Temas

Libro