Al alba venceré

JOSÉ BELMONTE

No me extraña que a los pocos días de aparecer la novela se haya convertido, de la noche a la mañana, en una de las obras más vendidas en nuestro país. Millás es un escritor que goza de gran popularidad por sus colaboraciones en los medios de comunicación -prensa y radio, fundamentalmente-, pero, sobre todo, es uno de esos hombres cuyos relatos llegan al corazón del lector, sin el concurso y la necesidad de intermediarios. Y su discurso se basa, fundamentalmente, en hallar una historia original, utilizar un lenguaje adecuado y, ya de paso, echar mano de ciertos mecanismos con los que logra que no decaiga el interés a lo largo de estas páginas. A todos nos podría suceder, parece que viene a decirnos el autor de este relato. A cualquiera le podría pasar que al subirse a un taxi diera con una persona parlanchina e imaginativa que, a pesar de conducir su vehículo por las calles de Madrid, utilizara un callejero de Pekín para ponerse en el papel de uno de los personajes de 'Turandot', la ópera que se convierte aquí en el principal 'leit motiv'. No es, ni mucho menos, un 'road movie', ni tampoco una historia al estilo 'Taxi Driver', pero sí conserva un cierto sabor a esos relatos en los que todo es posible, y en los que nadie está a salvo de ciertas sorpresas.

Se aprecia, desde las primeras páginas, que Juan José Millás, en más de una ocasión, y a veces excesivamente, tira de oficio, acude a su experiencia de autor ducho en estas lides, con lo que uno sospecha que hay más improvisación de la deseada. Pero eso no es obstáculo para que el resultado de su trabajo sea, en conjunto, bastante aceptable y asistamos a ciertas frases ocurrentes marca de la casa. Lucía, la protagonista de estas páginas, en su continuo deambular por las calles de Madrid, va sacando a relucir toda la flora y fauna de un mundo un tanto decadente en el que no puede evitar implicarse. Los versos finales de 'Turandot' le ayudan a sobreponerse: «Disípate, oh noche./Estrellas, ocultaos./ Al alba venceré».

 

Fotos

Vídeos