«En Murcia, el cambio climático reducirá la disponibilidad de agua, lo que agravará la situación de escasez»

Santiago Manuel Álvarez Carreño. / UMU
Santiago Manuel Álvarez Carreño. / UMU

M. J. MORENOMURCIA

En la actualidad el planeta está viviendo un proceso de cambio climático sin precedentes. A todos los efectos, más que demostrado, por primera vez en la historia se trata de una situación derivada de las actividades humanas. Siendo conscientes de ello, amén de quienes lo niegan sin ningún tipo de aval científico, los gobiernos se han visto en la necesidad de desarrollar medidas jurídicas que ayuden a reducir sus efectos y trabajar en revertirlo.

Hasta ahora, el tratamiento jurídico del cambio climático se refería principalmente a la energía, en concreto, a la reducción de la emisiones de gases de efecto invernadero mediante la creación de un mercado de derechos de emisión y a la sustitución de las energías fósiles por otras renovables como la fotovoltaica o la eólica. Esa visión, digamos tecnológica, resulta insuficiente y se debe ampliar ya que el nuevo marco teórico implica tener una visión holística en la que se deben integrar temas como la biodiversidad, el agua en tanto bien común natural, el suelo, la salud, la movilidad urbana, los transportes... en definitiva, la realidad del cambio climático de origen antrópico obliga a repensar todas las relaciones humanas con el medio natural y a medir su impacto sobre el mismo. Las consecuencias de esas conclusiones deben plasmarse en normas protectoras más exigentes y que se apliquen de modo efectivo.

Santiago Manuel Álvarez Carreño, profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Murcia forma parte, como investigador, del grupo 'Bioderecho: Derecho, Ética y Ciencia' y trabaja desde hace tiempo en esta temática. Actualmente participa en un proyecto del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades titulado 'Bioderecho ambiental y protección de la vulnerabilidad: hacia un nuevo marco jurídico'. Además, dirige el proyecto de la Fundación Séneca 'La efectividad del Derecho ambiental en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia' (EDAMur), que afronta la investigación jurídica aplicada a los más graves problemas ambientales que desafían a la sociedad murciana como son la regeneración de la bahía de Portmán, la realidad de los suelos contaminados por residuos mineros, sobre todo, en Cartagena, la sobreexplotación de nuestros acuíferos, los conflictos en torno a los espacios naturales protegidos, la grave situación en que se encuentra el Mar Menor... «Todos ellos representan ejemplos significativos de afecciones ambientales con potenciales impactos sobre la salud de las personas y sobre la biodiversidad y nuestra pretensión es lograr que el Derecho intervenga de una manera más efectiva», sostiene.

Hasta ahora, el tratamiento jurídico del cambio climático se refería principalmente a la energía

Modificaciones

En este momento se encuentra realizando una estancia en el Instituto de Ciencias Jurídicas y Filosóficas de la Universidad La Sorbona en París -gracias al apoyo de la Fundación Séneca- trabajando en el 'Estudio jurídico comparado de las normas sobre mitigación de los efectos del cambio climático sobre los recursos hídricos', una investigación que pretende aclarar qué modificaciones son necesarias en el Derecho de aguas para integrar en él las exigencias de la lucha contra los efectos del cambio climático y su adaptación al nuevo paradigma que resulta de la constatación como hecho científico de que nos encontramos ante un proceso de cambio climático con un componente antrópico esencial.

«Los políticos deben dar forma jurídica a las conclusiones de los cietíficos»

Según el profesor de la UMU, «la necesidad de realizar este estudio está evidenciada en la literatura científica que atestigua que los efectos sobre los recursos hídricos serán especialmente importantes, sobre todo, en las zonas áridas y semiáridas. Por eso, el estudio de los impactos del cambio climático sobre los recursos naturales, en general, y sobre el agua constituye un tema de capital importancia. En Murcia, el cambio climático reducirá la disponibilidad de agua, lo que agravará la situación de escasez como saben todos los responsables públicos».

En la actualidad, en el Derecho de aguas existe un debate, una discusión, que es técnica y política, pero también jurídica, sobre en qué medida y con qué alcance deben regularse las consecuencias del cambio climático en las normas que regulan la política del agua en Europa y, por supuesto también, en España. Hay ordenamientos jurídicos más avanzados como el francés que ya han dado pasos en esa dirección y su estudio nos puede resultar útil para aportar ideas y soluciones válidas para el derecho español.

Mandatos

Santiago Álvarez considera que el papel del Derecho en la mitigación de los efectos del cambio climático es polivalente. «Quiero decir que, por una parte, se trata de traducir en reglas jurídicas, obligatorias, un conjunto de mandatos y de principios que los científicos nos están diciendo que deben aplicarse desde ya para tratar de reducir el impacto sobre la salud, la calidad de vida, los ecosistemas, del progresivo aumento de las temperaturas y la mayor frecuencia de sucesos catastróficos como sequías, inundaciones, elevación del nivel del mar, olas de calor. En esa función, el Derecho público, ambiental, es servidor de la política... son los políticos, representantes del pueblo en los órganos representativos, los que deben hacer efectiva esa conversión en Derecho de las conclusiones a que ya han llegado los científicos».

Colaboración

Su estancia en París le está sirviendo para ampliar horizontes y tratar de abrir nuevos caminos y de proponer líneas de trabajo que permitan, mediante una actividad de carácter interdisciplinar y colaborativa, ir conformando una respuesta jurídica lo más ajustada posible al mejor conocimiento científico disponible, sabiendo que en materia de medidas necesarias para la adaptación a los efectos del cambio climático persisten muchas incertidumbres y se debe ser precavido para evitar incurrir en riesgos innecesarios.