Santi García Cremades: «España debería ser puntera en contenidos de ciencia»

Santiago García Cremades. / Pakozoiko
Santiago García Cremades. / Pakozoiko

Matemático y divulgador científico

M. J. MORENO

De entre las actividades que los alumnos de los Campus Científicos de Verano van a poder disfrutar en su tiempo de ocio, destaca la sesión que van a compartir con Santi García Cremades quien, por tercer año consecutivo, va a pasar una hora con ellos, jugando con la ciencia, en general, y con las matemáticas, en particular. A través de un monólogo científico, con música y humor, intentará al final de cada miércoles que se vayan con una experiencia divertida a la cama, y alguna que otra idea.

-Se va a enfrentar a un público entre quince y diecisiete años. No es fácil

-Puede parecer el público más difícil del mundo, y lo es, pero también el más agradecido. Es algo cuántico, complicado y sencillo a la vez (antes de observarlo), como el gato de Schrödinger. Cuando los consigues motivar, te das cuenta de todo lo que llevaban dentro en silencio. Es como descubrir un tesoro o un teorema. Normalmente, después del 'show' seguimos en contacto por redes, me comparten dudas y preocupaciones y te das cuenta de que, cuando están inactivos o callados, es por timidez o escepticismo. Resulta ser actitud muy científica.

«Espero de los estudiantes a los que me dirijo que adopten una actitud matemática hacia lo que les rodea»

-¿Qué cree que esperan de su actuación?

-En España, la palabra monólogo está relacionada con el 'stand-up comedy' y es mucho más que eso. Todos suelen entrar esperando echarse unas risas y, en mi caso, espero que sea así, pero hay que destacar que el objetivo de esas risas es acercarse a la ciencia. No me gusta que me confundan con un humorista, porque les tengo mucho respeto y consumo mucha comedia. Yo utilizo el humor para contar mis cosicas matemáticas (discúlpenme).

-¿Y usted de ellos?

-Que muerdan el anzuelo. Que bajen la guardia y le quitemos dramatismo a todo. Hablo de matemáticas, que a priori (y a posteriori) risa, risa, como que no dan... Yo espero que aprendan a tener una actitud más matemática de lo que les rodea o, al menos, que pasen un buen rato hablando y cantando sobre ellas. No les puedo cambiar la vida en una hora pero, entre ese granito y los que muchos otros divulgadores están poniengo, creo que estamos haciendo una montaña que ojalá se convierta en cordillera.

-En estos campus científicos se les va a inculcar a los alumnos tanto la forma de hacer ciencia como la importancia de divulgarla. ¿Le parece acertado?

-Totalmente. Si algo te gusta mucho estás deseando contarlo. Cuando ves una película, cuando saca un disco tu artista favorito, cuando te enamoras... Yo tengo un axioma en mi vida: «Si no lo entiendo, reviento, pero si lo entiendo y no lo cuento, reviento al cuadrado».

-Usted es matemático y 'youtuber', monologuista, escritor, colabora con diferentes medios de comunicación... ¿Por qué contar la ciencia en tono de humor?

-El humor es un fluido no newtoniano muy agradable. Yo no sabría hacerlo de otra manera. El escenario es muy transparente y hay que ser honesto. A mí me gusta así porque soy así. Tengo amigos que cuentan cuentos, dan charlas increíbles sin ningún guiño humorístico. Cada uno tiene un algo, llámalo 'x'. Cada cosa que hago tiene diferente, si no sería un trabajo muy aburrido y se me notaría.

-Detrás del trabajo de 'youtuber' hay mucho más esfuerzo del que parece. ¿Cree que los adolescentes son conscientes o solo se aprecia el éxito?

-Por eso muchas veces nos gusta llamarnos 'creadores de contenidos', je je. Creo que los adolescentes sí que lo entienden. Lo que no comprenden es que el trabajo que conlleva escribir, producir, editar y difundir vídeos de ciencia en internet son algunos de la generación de arriba, que precisamente son los que manejan los presupuestos. España debería ser puntera en contenidos de ciencia. Hay talento, hay oferta y hay demanda... solo falta que los que invierten sepan que se trata de un sector profesional. La tendencia es buena, pero hay mucho por hacer.

-¿Les va a hablar de eso?

-De eso ellos saben más que yo. Les voy a hablar de la cultura popular de las matemáticas. Es decir, de las matemáticas como parte de nuestra cultura. Parece que son el patito feo de las ciencias y ya va siendo hora de ver el cisne. Es sencillo de ver, como decía John von Neumann (no confundir con el grupo de música murciano): «Cuando la gente piensa que las matemáticas son difíciles, es porque no se dan cuenta de lo complicada que es la vida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos