Cine en estado puro bajo el manto de Ibn Arabí

El Festival de cine Ibn Arabi (IBAFF) es un encuentro internacional que celebra en Murcia su IV edición a partir del día 5, y que se aleja consciente y consecuentemente del glamour y los taquillazos, pero no por ello del entretenimiento y el arte. 

CARLOS MARTÍNEZ

Un taller de nueve días del reputado cineasta iraní Abbas Kiarostami, guinda de la IV edición del IBAFF, que proyecta 30 títulos en la sección oficial

del 4 al 9 de marzo

Teatro Romea (principal), Teatro Circo, Filmoteca Regional, Casino de Murcia, Obra Social de la CAM y Centro Puertas de Castilla. 30 títulos

www.ibaff.es

e-mail: info@ibaff.es

Un encuentro de realizadores, con Kiarostami, Víctor Erice y Miguel Gomes concita interés nacional

El guionista, actor y dramaturgo francés Jean Claude Carrière, Premio Honorífico

El Festival de cine Ibn Arabi (IBAFF) es un encuentro internacional que celebra en Murcia su IV edición a partir del día 5, y que se aleja consciente y consecuentemente del glamour y los taquillazos, pero no por ello del entretenimiento y el arte. Además de permitirnos ver decenas de filmes, quiere sembrar la semilla de nuevos cineastas. Pero que nadie se asuste, no es una serie de inaguantables películas iraníes (el cine iraní ha sustituido en los últimos años al sueco como paradigma intelectual y también, en el imaginario colectivo, del cine solemne y aburridamente trascendente).

Vayamos por partes. Lo primero es que si alguien ha tenido que ir a la Wikipedia para saber quién es Ibn Arabi, estará más que justificado dar a conocer su nombre. Se trata de uno de los mayores intelectuales musulmanes de todos los tiempos (una especie de Sócrates), que nació en Murcia en el siglo XII, en lo que ahora es el barrio de San Pedro. Un ejemplo de su importancia en Oriente es que hasta el Taj Mahal está diseñado siguiendo sus escritos, que describían cómo debía ser el Paraíso.

Ocho siglos después, siguen sus pasos unos voluntariosos amantes del cine creadores del IBAFF, trayéndonos películas que nos hacen pensar. No se pretende que el espectador sea mero receptor de las reflexiones y digresiones de los autores de los filmes que ve, se trata de que sea también transformador de ese mensaje. Por eso películas y documentales como 'Un planeta solitario', 'ceberg', 'Méditerranées' y 'Aquel no era yo' (ganador del Goya), harán que trascendamos de lo que nos dicen sus fotogramas.

Es posible que alguien piense que en la tierra del 'murcianico style' estas intenciones son una temeridad (dicho desde el cariño), pero la realidad lo desmiente, porque la afluencia a las sedes del festival, (este año, Filmoteca Regional, Teatro Romea, Teatro Circo, Puertas de Castilla), es sorprendentemente alta. A ello ayuda que sea una oportunidad única de ver largometrajes, cortos y documentales que quedan fuera de la exhibición habitual e incluso de los circuitos de cine culto (de esos de los de gafas de pasta). Es el cine no comercial del circuito de cine poco comercial.

Admirado en Hollywood

El buque insignia del Festival es el director iraní Abbas Kiarostami, probablemente uno de los mejores directores de cine actual, admirado en Hollywood, respetado en los festivales y que tenemos la fortuna de tenerlo en Murcia compartiendo su sabiduría en el segundo taller que imparte aquí.

El año pasado ya lo hizo, y su poder de convocatoria sigue intacto, pues del medio centenar de personas que se han inscrito, apenas cuatro son españoles, otra muestra de la importancia internacional de este insigne cineasta. Y es que además de dejar su legado a través de sus deliciosas películas (reconozco que algunas hay que verlas sin prisa), como 'El sabor de las cerezas' o 'A través de los olivos', quiere enseñar su forma de hacer cine, que no es únicamente una fotografía cuidada, o una historia inusual, o el acercamiento a una cultura diferente, sino un todo, una filosofía cinematográfica que no solo cambia la forma de hacer películas, sino la forma de hacer la vida (a la postre ¿no es lo mismo?).

Como guinda a ese taller, oiremos hablar de Cine con mayúsculas en el imprescindible encuentro de realizadores del 8 de marzo, que ha concitado el interés nacional, y que contará con el mismo Kiarostami, Víctor Erice (directores que comparten una filmografía extrañamente paralela, melliza diría) y el que está llamado a ser el relevo generacional de Erice, Jaime Rosales, ganador del Goya por 'La Soledad'.

Por si esta universidad de cine itinerante no es bastante, el laboratorio cinematográfico se completa con el Primer Encuentro de Escuelas de Cine, comisariado por Tanya Valette, ex directora de la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños en Cuba, y a la que concurren cinco de las mejores escuelas del mundo. Que nadie se asuste, pues, si durante estos días se encuentra a un montón de gente pululando por Murcia con cámaras al hombro.

Selección IBAFF

Sé que a estas alturas la abundancia de la propuesta puede resultar abrumadora, pero aún así hay que recomendar especialmente la 'Selección IBAFF'. Aquí podremos ver 'Like someone in love', la última de Kiarostami, 'El sol del membrillo' de Erice, o 'Tabú' del director premiado en el Festival de Berlín Miguel Gomes. Aunque algunos puedan pensar que es una terapia contra el insomnio, hay que recomendar no dejarse vencer por los prejuicios.

También hay tiempo para los homenajes. El Premio Honorifico es para Jean Claude Carrière, guionista francés de Buñuel en 'Belle de Jour' y 'El discreto encanto de la burguesía', y para la revista gala de cine 'Trafic', antítesis de nuestro querido 'Fotogramas', pues es sesuda y densa (y con pocas fotos). Ambos premios son merecidos y el Festival comulga plenamente con su visión del séptimo arte.

Y es que el IBAFF pretende llegar más allá de la dermis, quiere dejarnos un rastro de sensaciones y emociones que sean semillas de un nuevo cine, de una nueva mirada, de una forma distinta de contar historias, que nos traigan propuestas en la que al espectador no se le dé todo masticado, no se le diga lo que sentir, lo que pensar o lo que asumir.

El cine es una quimera efímera de la vida (cuando me pongo estupendo, me pongo), un espectáculo que a veces da arte. En ocasiones, huimos de ese arte porque nos parece lejano o ajeno, sin darnos cuenta de que su cercanía nos hace más humanos. Por eso invito a que os atreváis a ver alguna película, aunque sea por probar algo diferente. Lo peor que os puede pasar es que descubráis a un director raro que os servirá para contestar correctamente a alguna pregunta rebuscada del Triviados. Pero, quizás, halléis respuestas a algunas de vuestras preguntas (como viene pasando desde hace más de cien años), en una sala de cine.

Fechas:

Sedes:

Sección oficial:

Contacto:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos