El día que votamos el mañana

La gestación de la Carta Magna tuvo su lugar y su tiempo. Un contexto histórico que conviene conocer para entender por qué fue respaldada por los murcianos. Hoy viajamos al pasado para retratar cómo eran nuestras vidas en 1978

Alberto Aguirre de Cárcer
ALBERTO AGUIRRE DE CÁRCER

Hoy se vota el mañana. Así titulaba 'La Verdad' su portada del 6 de diciembre de 1978, el histórico día en el que los españoles, entre ellos más de 630.000 murcianos, estaban citados en las urnas para apoyar o rechazar la Constitución que felizmente germinaría en nuestro más largo periodo de estabilidad democrática. Era tal la trascendencia del referéndum que el diario de referencia regional traía a primera página un editorial titulado 'Si usted vota sí'. Sin ambages, 'La Verdad' fijaba allí su posición editorial: «Nosotros, que no pertenecemos a ningún partido ni somos voceros de nadie», respaldamos una «Constitución en la que se han puesto de acuerdo las grandes fuerzas políticas y sociales del país, hecho absolutamente inédito en nuestra historia».

Hoy se conmemora el 40 aniversario de la Constitución y 'La Verdad' vuelve a expresar su adhesión a una Carta Magna que, por la vía del pacto y el consenso, devolvió la soberanía a los españoles y creó el marco institucional y jurídico para construir un Estado democrático que es garante de libertades públicas y derechos fundamentales. Dejando meridianamente clara en su artículo 2 la «indisoluble unidad de la Nación española», la Constitución establecía el derecho a la «autonomía de nacionalidades y regiones», fijando la estructura territorial que abrió el camino a la creación de la Región de Murcia como Comunidad Autónoma.

No fue fácil consensuar y elaborar un texto que concitó el respaldo del 90,7% de los votantes murcianos. El tardofranquismo, refractario a un pluralismo político que persiguió a lo largo de cuarenta años de dictadura, aún mantenía resortes de poder, mientras el salvaje terrorismo de ETA golpeaba sin cesar con cobarde y despiadada saña -en la víspera del 6-D, tres policías eran asesinados a tiros en un bar de San Sebastián-. Fueron tiempos de enormes dificultades, pero también de grandes esperanzas que fructificaron, gracias al espíritu del consenso y el anhelo democrático del pueblo español, en un proceso constituyente culminado con éxito aquel 6 de diciembre.

Repasando los escritos de los siete 'padres' de la Constitución es fácil encontrarse con el reconocimiento autocrítico de cuestiones que pudieron haberse redactado, pactado o diseñado con mejor tino, pero el hecho de que sea mejorable en algunos de sus puntos, por ejemplo para la conversión del Senado en una auténtica cámara territorial o para eliminar la prevalencia del hombre en la sucesión al trono, no empaña el enorme valor democrático de un texto modélico en la historia del constitucionalismo contemporáneo. Hemos querido aprovechar esta efeméride para analizar a fondo lo que ha representado la ley fundamental del Estado para todos nosotros, pero también para debatir sobre su eventual reforma. Con ese fin hemos recabado las vivencias y la sabia opinión de destacadas personalidades de la Región de Murcia.

La gestación de la Carta Magna tuvo su lugar y su tiempo. Un contexto histórico que conviene conocer para entender por qué la Constitución fue abrumadoramente respaldada por la sociedad murciana, facilitando el advenimiento de las mayores cotas de prosperidad y libertad vividas en la Región. Con ese ánimo hemos 'viajado' al pasado para hurgar en los baúles de la memoria y hacer un retrato de cómo eran nuestras vidas. Datos, testimonios e imágenes que a lo largo de este suplemento especial se encadenan en reportajes, análisis y entrevistas, configurando un relato profundo y fidedigno elaborado por nuestros periodistas y colaboradores. Hoy les invitamos a conocer cuáles eran nuestras instituciones, quiénes eran nuestros principales responsables políticos, cómo era la sanidad y la educación, qué fortalezas y debilidades tenía el tejido empresarial, qué infraestructuras ansiábamos, qué papel jugaban los sindicatos, cómo era la cultura, la moda, el deporte, el ocio...

1978 fue un año importante para la Región. No solo se aprobaba la Constitución. También se ponía en marcha el embrión del Gobierno autonómico y estábamos a punto de recibir los primeros hectómetros del Tajo a través del Trasvase, la infraestructura que transformó la agricultura murciana en la más puntera de España. Hitos que explican por qué de 1977 a 2017, según cifras del experto Ángel de la Fuente para el BBVA Research, fuimos la comunidad cuyo PIB creció más (233%) en España. El reto pendiente es que esa riqueza regional se distribuya para reducir las brechas sociales que se agudizaron con la larga y cruda crisis económica. Si lo logramos, será en buena parte por la calidad de las instituciones democráticas nacidas al amparo de una Constitución que, junto a nuestro Estatuto, son la clave de bóveda de nuestras libertades y derechos. Que así sea por muchos años.

 

Fotos

Vídeos