40 años con Estrella

La cervecera murciana, una de las empresas con más arraigo y fama en la Región, daba trabajo a 250 personas en la fábrica de Espinardo en 1978, año que cerró con una producción de más de 300.000 hectolitros

Imagen de las instalaciones de Estrella de Levante en 1978, rodeadas de tierras sin urbanizar./LV
Imagen de las instalaciones de Estrella de Levante en 1978, rodeadas de tierras sin urbanizar. / LV
YAYO DELGADO

Estrella de Levante, mejor calidad, continúa siendo la cerveza favorita de los buenos aficionados al fútbol', decía un anuncio en 'La Verdad' en el calendario oficial de liga de Segunda División A de la temporada 1978-79: 'La Estrella de las tardes de fútbol', y el añorado 'biberón' de Estrella de Levante, color marrón, con la etiqueta en blanco, la misma que recuperó Estrella de Levante en el año 2013, con motivo del cincuenta aniversario de la marca en Murcia. Aquel año el Real Murcia quedó a mitad de tabla hacia abajo. Terminó subiendo el Almería, provincia que ya conocía la cerveza Pilsen hecha en Espinardo.

En 1978 nuestra cerveza rubia era adolescente. La lluvia de estrellas que la trajo a Murcia en 1963 se había convertido en una preciosa cerveza con una fuerte identidad murciana. Estrella de Levante ya era una reconocida marca insignia de Murcia, y ya crecía por encima de la media. Daba trabajo a más de 250 personas en la fábrica de Espinardo, que se regían el año de la llegada de la Constitución por un convenio colectivo aprobado doce años antes, en 1965. La fábrica cerró el año con más de 300.000 hectolitros de cerveza de malta de cebada, producida en su totalidad en Espinardo, ya que en aquel año la maltería de la fábrica llevaba cinco años funcionando. El ingeniero alemán Becker, director de Seeger Española, fue el encargado de su instalación. El señor Becker destacó la relevancia de esta nueva maltería. «Puede usted asegurar que es la más moderna, no solo de España sino también de Europa», declaró al periodista Juan Ignacio de Ibarra, del diario 'Línea'.

Un evento de la época con la participación de la cervecera.
Un evento de la época con la participación de la cervecera. / LV

Estrella de Levante se producía en los formatos de barril, tercio y quinto, y, por supuesto, en litros, en aquel año el envase preferido. Se almacenaban y distribuían en preciosas cajas de madera... En algunos sitios, clavarse una astilla se relacionaba con la acción propia de descarga de cerveza por este motivo, como anécdota. Descargar cajas de litros de cerveza Estrella de Levante merecía la pena, a pesar de alguna astilla.

Además, Estrella de Levante ya trabajaba para mejorar su abastecimiento de agua, elemento esencial para el desarrollo de la cerveza, ya que un año antes, en 1977, el Ayuntamiento de Murcia concedió la licencia de obra para la construcción de un depósito subterráneo de almacenamiento de agua en su fábrica de Espinardo.

En estos 40 años la evolución ha seguido siendo espectacular. Casi se ha duplicado el número de trabajadores, que en la actualidad superan los 400 entre personal propio y externo, y la producción de cerveza se ha multiplicado por cinco… Los formatos se parecen mucho, quinto, cuarto, tercio, litro y barriles de 30 y 50, y han ido llegando nuevas especialidades, como la Estrella de Levante sin alcohol, Punta Este, la cerveza tostada de Estrella de Levante, y la más reciente, Verna, cerveza hecha con limones de Murcia. Han sido, sin duda, los años en los que Estrella de Levante ha sabido envejecer, haciendo renacer su espíritu joven, aquel que en 1978 llevó a la marca de cerveza murciana a dar los primeros pasos para convertirse en el icono que es hoy. 40 años… ¡y seguimos brindando con Estrella!

 

Fotos

Vídeos