27 playas para hacer nudismo en la Región

Una de las calas nudistas de Bolnuevo. /Antonio Gil / AGM
Una de las calas nudistas de Bolnuevo. / Antonio Gil / AGM

Bañarse desnudo es una práctica ligada a profesiones liberales, pero no a ideologías políticas, según el perfil de los afiliados a la Federación Española de Naturismo

Marta Semitiel
MARTA SEMITIELMurcia

Sentir la arena y la sal en cada poro de tu piel. Romper barreras sociales preestablecidas y darte cuenta de que no necesitas ropa para bañarte, ni dentro ni fuera de tu casa, tampoco en la playa. Llegar a la conclusión de que lo natural es meterte en el agua sin ningún tipo de prenda.

Ese es el pensamiento esencial de aquellos que se definen como naturistas, según Ismael Rodrigo, presidente de la Federación Española de Naturismo (FEN) y miembro del patronato de la Fundación Internacional de Derechos Humanos. “El nudismo ya no es algo de hippies como lo fue en un principio, en los 70. Y tampoco tiene que ver con ideologías políticas, no hay más gente de izquierdas que de derechas; pero sí que esta muy ligado a las profesiones liberales”, asegura.

Entre los asociados a la federación, Rodrigo reconoce que hay “muchos profesores, médicos y profesionales sanitarios, informáticos. Son personas con un nivel cultural alto, que han entrenado el razonamiento y tienen más capacidad para cuestionarse las costumbres tradicionales establecidas. Lo que implica que tienen también mayor capacidad adquisitiva”, declara.

Los 27 rincones naturistas

En la Región hay muchas playas de tradición nudista, hechas por la costumbre de los bañistas que se quitan la ropa al llegar a la arena. “Las playas nudistas lo son por el uso de la gente, que desde los años 80 escogieron desnudarse en unos sitios y no en otros. Pero nunca han sido declaradas nudistas, porque declarar una playa solo para uso de un colectivo es ilegal, igual que también lo es prohibir que nos desnudemos, como ha hecho el Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar”, sentencia.

Dónde están y cuáles son:

En Águilas
Playa del Charco, Playa del Rafal y Rambla Elena.
En Lorca
Puntas de Calnegre, Cala Blanca , Playa Baño de las Mujeres, Playa Larga, Playa de los Hierros, Cala de la Gruta, Playa Junquera, Playa del Cuartel del Ciscar, Cala Honda, Playa de San Pedro, Playa del Siscar.
En Mazarrón
Punta Vela, Cala Cueva de los Lobos, Cala Grúa, Cala Leño, Cala Amarilla y Cala Desnuda.
En Cartagena
Playa de la Morena, Playa del Portús, Cala Aguilar, Playa de Negrete, Playa de Parreño, Cala de los Dentones y Playa de Calblanque.

La FEN sostiene que el nudismo se puede hacer en cualquier playa, sea de tradición nudista o no, ya que “la desnudez está considerada como libertad de expresión por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en una sentencia de 2014”, asegura Rodrigo. Al ser dicha libertad un derecho fundamental, solo podría regularse por ley orgánica, “por eso todas las ordenanzas que lo prohíben y que hemos llevado a los tribunales han tenido que ser modificadas”.

Los rincones de tradición nudista se reparten entre Cartagena, Mazarrón, Lorca y Águilas y son un total de 27 calas y playas, según ha confirmado Maya Nicolás, murciana y apasionada del naturismo desde hace décadas, con la ayuda de otros miembros del colectivo en la Región. A estos 27 se sumaría la playa de La Llana, en San Pedro del Pinatar, en la que el Ayuntamiento ha prohibido la desnudez integral mediante ordenanza, pero a la que siguen acudiendo a diario banistas naturistas.

Desnudarse por primera vez

Rodrigo es tajante al asegurar que cada persona es libre de bañarse como quiera y considera que no deben seguirse ciertas cuando se va a una playa nudista. “No hay ninguna recomendación que hacer fuera de lo común, que es ponerse protector solar y evitar las horas fuertes del sol. La gente puede quedarse en bañador o quitárselo, no hay ningún problema”, dice.

Del mismo modo, asegura que “no nos han educado para bañarnos desnudos, por eso las personas que llegan por primera vez a una playa de tradición nudista son personas curiosas y miran. Pero pueden hacer dos cosas: quitarse el bañador e integrarse, o saciar su curiosidad y no volver. También hay una tercera posibilidad, que es convertirse en un mirón, pero ese es un comportamiento psicótico y es muy raro que pase”, atesora.

Para Maya, usuaria tradicional de las calas de Mazarrón, lo ideal para hacer nudismo por primera vez es “ir acompañado con un grupo de gente que ya haga nudismo y que lo tiene asumido desde hace tiempo, que vayan con amigos que tengan tradición y se sientan libres, que lo vean como algo natural, así no hay ninguna suspicacia, freno o juicio”, considera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos