El Gorgotón, un 'jacuzzi' a cielo abierto

Guillermo Carrión / AGM
Rincones con alma

Pepa García
PEPA GARCÍA

La Fuente del Gorgotón, a 300 metros del Cañón de Almadenes y pegado al cauce del Segura, es un remanso de paz en plena naturaleza. Un 'jacuzzi' a cielo abierto de templadas y cristalinas aguas ideal para desprenderse de la pegajosa humedad y retomar el estío con renovada energía.

Más información

Características.
Nacimiento de aguas termales, junto al Segura y a la salida del Cañón de Almadenes (Cieza) o desfiladero de la Fuente Negra (como se llamó en el pasado), cuyas aguas proceden del sinclinal de Calasparra.
Cómo llegar
Desde Cieza, coger la C-330 a Mula. A unos 4 km., tomar el desvío hacia ‘Central Eléctrica de Almadenes’. Seguir hasta el Centro de Interpretación y, junto a un transformador, nace el camino a El Gorgotón.
Dónde comer
Venta El Ginete: Ctra. del Pantano del Quípar, Km 2,5. Cieza. 696 942 174. Cierra miércoles. Especialidades: arroz a la leña, carne a la brasa, embutidos y ensaladas de tomate, tallos, alcaparras y olivas 'partías' de Cieza. Precio: 20-25€.

Cuentan los ciezanos que bañarse de noche en esta bañera natural era casi un rito iniciático, un momento esperado con emoción en el despertar a la adolescencia. Para llegar, tendrán que cruzar una 'jungla' plagada de vegetación de ribera por los puentes que salvan este potente tramo del Segura. Podrán admirar el espectacular final del estrecho de Almadenes y también las tierras margosas de la margen izquierda.

Si nunca se han acercado a este rincón, que para los árabes fue el Ojo de Satán, no podrán imaginar el paraíso que les espera. Tras atravesar el río y la maleza, llegarán a una zona despejada, con arena de río y unas rocas decoradas por algún imaginativo 'pintor' con, causalmente, un enorme ojo, unos carnosos labios y algún que otro pez, aprovechando los relieves de la piedra. Sus tranquilas aguas contrastan con las turbulentas del río.

Conocido ya por los romanos, este manantial brota haciendo pequeños borbotones; efluvios acuosos que generan un incesante baile entre los diminutos cantos rodados, cuyo sonido metálico ejerce un efecto catártico en el bañista.

Fotos

Vídeos