Poder africano para clausurar La Mar de Músicas

Oumou Sangaré, durane su actuación en el Parque Torres.
Oumou Sangaré, durane su actuación en el Parque Torres. / P. Sánchez / AGM

Oumou Sangaré y Alpha Blondy despliegan todo su poderío para clausurar la 23ª edición de La Mar de Músicas con África como protagonista total de la última jornada del festival cartagenero

DIEGO GARNÉSMurcia

En la octava y última jornada del festival La Mar de Músicas, África jugaba un papel crucial. Cuatro de los cinco grupos del día provenían del continente vecino. En el Parque Torres abría Oumou Sangaré, que llegaba con nuevo disco bajo el brazo, ‘Mogoya’. La reina de África aparecía vestida de negro y soltaba con decisión sus canciones. Las tres primeras ‘Kounkoun’, ‘Kalemba’ y ‘Bena Bena’ corresponden a este último álbum, grabado en Estocolmo y producido en Paris. Las dos coristas marcan el ritmo con excelentes voces y marcadas coreografías, que simplemente con mirar te hacían soltar las piernas. A la izquierda de Oumou, su compañero toca magistralmente el N’goni, un instrumento tradicional africano mezcla de laúd y arpa hecho con una calabaza y al mismo tiempo baila tremendamente bien. Sangaré fue Premio La Mar de Músicas en el año 2012 y estaba de vuelta para seguir poniendo voz a las mujeres africanas y dando fuerza a su mensaje con su estilo ubicado en el wassalou, un género derivado de las tradiciones del suroeste de Malí.

Alpha Blondy

Seydou Koné, más conocido como Alpha Blondy, tiene 64 años. Lo he tenido que mirar varias veces. No me lo creía. El máximo representante del reggae africano dio una lección de cómo hacer un vibrante directo con una voz envidiable y sin despeinarse. Aparte de esto, el sonido venía reforzado en unos cuantos decibelios, ya que los órganos internos temblaban. Alpha Blondy se encuentra sobre el escenario acompañado por su grupo Solar System. No faltaron algunos clásicos de su repertorio, como ‘Jerusalem’ o ‘Cocody Rock’ o algunos de su último trabajo, ‘Rainbow in the sky’ o ‘No brain, no headache’. A la fiesta del reggae se une espontáneamente Oumou Sangaré para bailar junto a Blondy por un momento. El artista de Costa de Marfil quiso dejar claro un mensaje en contra de los crímenes en nombre de ningún dios para presentar ‘Crime spirituel’ y también cantó en pos de la paz en las ciudades en conflictos bélicos, sobre todo remarcando Israel y Palestina, para cantar ‘Peace in Liberia’.

Un precioso castillo de fuegos artificiales con ‘Somos anormales’ de Residente sonando de fondo para terminar la 23ª edición de La Mar de Músicas. Y ya con la vista puesta en la siguiente entrega de este festival cautivador y único. Gracias La Mar de Músicas.

Fotos

Vídeos