Europa quiere WiFi gratis en lugares públicos

La red de wifi se intalará en los próximos años.
La red de wifi se intalará en los próximos años. / Archivo
INTERNET

Bruselas aprueba un programa para instalar conexión a internet en hospitales y bibliotecas

INNOVA+Madrid

Bruselas se ha puesto manos a la obra para conectar todos sus los países de la Unión Europea y lo quiere hacer de forma gratuita, al menos en espacios públicos. Para ello, el pleno del Parlamento Europeo ha aprobado un plan con 120 millones de euros para instalar puntos de conexión a internet gratuitos en lugares hospitales o bibliotecas.

"La iniciativa WIFI4EU se convertirá pronto en realidad, de manera que, con independencia de su lugar de residencia y nivel de ingresos, todos los ciudadanos europeos podrán disfrutar de una conexión wifi de calidad. Esto contribuirá a hacer la sociedad europea más competitiva e inclusiva", señaló el eurodiputado ponente del texto, el socialdemócrata portugués Carlos Zorrinho.

La dotación será distribuida teniendo en cuenta el orden de petición y de manera "geográficamente equilibrada" en más de 6.000 localidades de la UE.

En el programa se especifica que no se permitirá la obtención de datos personales para fines comerciales mediante las conexiones y éstas tampoco podrán contener publicidad.

Por otra parte, no podrán beneficiarse del programa aquellas iniciativas que ya dispongan sistemas establecidos en la misma zona, sean públicos o privados.

Los organismos públicos que quieran optar a su participación en el programa deberán cubrir los costes operativos durante al menos tres años y proporcionar una conexión "gratuita, fácilmente accesible y segura".

Peligros de la WiFi pública

Sin embargo, no todos son buenas noticias. Los expertos advierten que este proceso de ofrecer datos a cambio de conexión podría parecer muy sencillo pero, a menudo, se convierte en una amenaza para la seguridad de los ciudadanos que confían en cualquier red que les proporcione rapidez y gratuidad.

José Tormo, director regional de Iberia de HPE Aruba asegura que cuando un usuario accede a una red WiFi, "lo primero que debe hacer es preguntarse cuáles son esos datos que la red le está pidiendo y por qué". En ocasiones, las redes piden el acceso a conocidas redes sociales para derivarnos a una conexión gratuita. "Este tipo de prácticas están muy extendidas y no son incorrectas pero debemos saber a quién ofrecemos nuestros datos porque la facilidad de que un hacker acceda a través de esas redes desprotegidas es cada vez una posibilidad más sencilla", explica.

La compañía ha afirmado que una de las amenazas más graves puede ser la posible infección de un virus a través de la propia red. Los ciberataques se multiplican en gran medida porque resulta rentable obtener datos de ciudadanos anónimos para vender o para extorsionar a posteriori.

Pero, ¿cómo saber si estamos ante una red que tiene en cuenta la seguridad de mis datos? "Hay que verificar que las medidas de seguridad que está tomando el propietario de la red sean fiables. Y eso lo sabremos en cuanto dispongamos de toda la información que como ciudadanos debemos obtener antes de dar acceso a datos personales. Si se trata de redes protegidas por el estándar WPA2 indican que la seguridad está garantizada", confirma Tormo.

Fotos

Vídeos