La Verdad

«No queremos limitar las posibilidades por el tamaño del dispositivo»

Jun Makino, junto a las novedades de Sony
Jun Makino, junto a las novedades de Sony / RX
  • JUN MAKINO, SENIOR PRODUCT MANAGER DE SONY

  • La marca nipona no cree que haya incompatibilidades entre su nueva tableta de ocho pulgadas y su tabletófono de 6,4, que algunos cree que renovará próximamente. «No los vemos compitiendo entre sí»

  • El Xperia Z3 y su versión compacta debutarán en España en las próximas semanas. «Queremos tener la mejor cámara posible», avisa

En la pasada IFA de Berlín, celebrada hace cuatro semanas ya en la capital teutona, Sony volvió a dar muestra de sus constantes comerciales con seis nuevos dispositivos, entre móviles, tableta y 'wereables'. Nada más y nada menos. Lo que para algunos podría ser una arritmia creativa y un pulso un tanto acelerado de su cadena de producción para otros es un ejercicio de sacar músculo que da fe del buen momento en el que se encuentra la factoría nipona.

En las próximas semanas, esta batería de novedades empezará a desplegarse en España líderadas por el Xperia Z3, su buque insignia que en año y medio -desde el MWC de 2013- ha sido renovado en tres ocasiones con la cámara y el diseño como grandes apuestas. «Hemos presentado lo mejor en impermeabilidad. Eso quiere decir que puedes llevar tu dispositivo o tableta donde quiera que tu vayas con una protección alta ante la lluvia, golpes accidentales o que te permita sacar fotos en una piscina», recuerda Jun Makino, senior product manager de la firma japonesa.

Además de destacar la resistencia al agua y el polvo, una característica que Sony ha convertido en santo y seña de sus terminales, Makino defiende que la cámara del Z3 es el producto de la intención de una apuesta clara por la fotografía móvil: «Queremos tener la mejor cámara que se puede tener». Tras superar la barrera de los veinte megapíxeles e incorporar grabación 4K, en esta ocasión Sony ha querido dotar a su terminal con una sensibilidad ISO que pude llegar a un umbral de 12.800, unos guarismos propios de las compactas.

La batería, que puede convertirse en el talón de Aquiles del mejor de los 'smartphones', también ocupa un hueco imprescidible en la hoja de ruta de Sony. «Es algo con lo que la gente se siente fustrada», remacha el portavoz, mientras promete que con programas de administración de energía como Stamina la autonomía de los nuevos miembros de su catálogo podrían llegar «hasta los dos días».

Sin embargo todas estas novedades quedaron en parte sepultadas por un nuevo movimiento de integración entre los móviles y PlayStation, dos de las divisiones de más éxito de la multinacional asiática. Aquello terminales que lleven el apellido Z3 podrán conectarse al mando de la reconocida videoconsola formando un tándem que le permita jugar en una segunda pantalla todos los títulos con una experiencia similar a la del televisor. «Era algo que hasta ahora solo se podía hacer con PSVita», puntualiza.

Apuesta por lo compacto

«Tenemos dispositivos de 5,2 pulgadas y también los tenemos más pequeños», contesta Makino al preguntarle el segmento de mercado en el que se sienten más cómodos. «Pero tenemos los mismo conocimientos en todos ellos, -continúa-, hay algunas personas que prefiere un terminal más pequeño y otros consumidores más grande. Solo es una cuestión de tamaño. No queremos limitar las posibilidades por el tamaño del dispostivo», explica en relación al Z3 Compact, la versión reducida de su buque insignia, que toma el relevo con ciertas mejoras al Z1 Compact que vió la luz en el CES de Las Vegas, con el que pretende competir directamente en un segmento que ha sido casi dominio exclusivo del iPhone.

Algo que ocurre también, según sus palabras, en el mundo de las tabletas. «Nos estamos aventurado en un nuevo formato de tabletas compactas que es un segmento que está creciendo en el mercado», comenta sobre la Tablet Z3 Compact de la que destaca el trabajo de diseño para lograr un 'gadget' de solo 6,4 milímetros de grosor y 270 gramos de peso.

Las dudas que suelen asaltar en estos casos es que sin con un terminal de 5,2 pulgadas y una tableta de 8 (con función de llamadas) queda margen como para un equipo como el Xperia Z Ultra, un 'tabletófono' de 6,4 pulgadas y 6,5 milímetros. «No los vemos compitiendo entre ellos», apunta Makino, quien vuelve a insistir en que se trata de una «elección de tamaño». «Ha sido de alguna forma algo pionero para nosotros porque nos ha permitido avanzar y conocer cómo crear móviles y tabletas más finas».

Temas