Publirreportaje

Las claves para ser la marca española de altavoces Bluetooth más vendida

Energy Sistem ha conseguido que sus dispositivos de audio sean los preferidos por los españoles

¿Quién iba a decir que el color o la forma de un altavoz serían igual de importantes que la calidad de sonido? En Energy Sistem se dieron cuenta que para conseguir hacerse hueco en un mundo de gigantes, había que apostar por hacer las cosas diferentes: sus productos han redefinido el concepto del audio centrándose en el diseño, la conectividad y la facilidad de uso.

Para arrasar en la industria de la tecnología de consumo es indispensable identificar los hábitos del público. Este es el punto de partida de Energy Sistem, compañía española especializada en audio personal. Daniel Havillio, director de Innovación y Desarrollo Tecnológico de la marca, es consciente de esta nueva realidad: “El usuario es cada vez más sabio, entiende un montón de sonido y lo más importante, sabe lo que quiere”. El público demanda más fidelidad en los sistemas de audio, mayor conectividad, un diseño atractivo y la posibilidad de sincronizarlos con sus dispositivos.

Ante este panorama, se entiende que emprender en la industria de la tecnología y el audio no es una tarea sencilla, y más en el mercado español: exige una competencia extraordinaria, innovación y mucho esfuerzo. Energy Sistem siguió estas pautas y consiguió posicionarse a la cabeza del audio Bluetooth. El año pasado la torre de audio más vendida llevó su firma; el modelo Tower 5 Bluetooth vendió más de 75.000 unidades. Supuso toda una hazaña para la empresa alicantina, no solo por haber superado a empresas consolidadas desde hace años en el sector, sino también porque lo consiguieron en tiempo récord.

Es importante que las marcas conozcan a sus consumidores, que hablen su mismo idioma. Hoy en día, los usuarios son cada vez más visuales y dan más importancia a un diseño cercano, que responda a sus necesidades emocionales. “El producto tiene que molar, tienes que verlo y querer llevártelo a casa” asegura Quique Beneyto, Diseñador de Producto de Energy Sistem.

La compañía entiende que la estética y la facilidad de uso juegan un rol relevante en la decisión de compra: al igual que un comprador da importancia al televisor o el sofá que va a colocar en su salón, necesita que el diseño de los altavoces se adapte a su personalidad y a su estilo.

Tal y como afirma Noemi Climent, Responsable de Comunicación de Energy Sistem: “En la compañía nos gusta que nuestros productos vayan más allá, que nuestros Music Box y nuestros auriculares suenen incluso antes de encenderlos. Que transmitan un estilo de vida propio, y una forma de ver las cosas”.

El siguiente factor clave a tener en cuenta es la calidad del sonido. No solo hay que evolucionar con el consumidor, sino también hay que invertir en incorporar el mejor audio posible: “la ecualización es un proceso determinante y marca la diferencia en el resultado final, explican desde el equipo de ingeniería de Energy Sistem. Al igual que utilizan maquetas con impresión 3D para el diseño de los altavoces: “Ajustamos por un lado el tamaño y forma de la caja y por otro el tipo de altavoces, su posición y distribución de potencias”.

“Cada vez que lanzamos un producto al mercado, tenemos en cuenta cuatro aristas principales, lo que nosotros llamamos TDPE. Tecnología, diseño, personas y emoción. Sometemos cualquier dispositivo a esta fórmula, y si la supera con éxito, estamos seguros de que ese producto puede llegar a los consumidores”, explica Paula Ripoll, Directora de Marketing Digital de Energy Sistem.

Gracias a esta filosofía -donde se une la calidad al acabado del producto-, el crecimiento de la compañía ha sido exponencial. En los dos últimos años, ha vendido más de 770.000 altavoces Bluetooth. Y no solo por el rendimiento, sino también por su diseño. Así es como entienden la innovación en Energy Sistem: como el fruto de una tensión creativa entre ingenieros y diseñadores.

Fotos

Vídeos