La Verdad

Samsung y Apple hacen las paces, menos en EE UU

Samsung y Apple hacen las paces, menos en EE UU

  • Han puesto fin a las disputas judiciales que mantienen sobre patentes de sus productos fuera de Estados Unidos

Los gigantes de la electrónica Samsung y Apple han llegado a un acuerdo para poner fin a las disputas judiciales que mantienen sobre patentes de sus productos fuera de Estados Unidos, informó hoy la firma surcoreana.

"Samsung y Apple han acordado abandonar todos los pleitos entre las dos empresas fuera de Estados Unidos", indicó Samsung Electronics en un breve comunicado conjunto.

El comunicado, publicado hoy por Samsung Electronics en Seúl, matiza que el acuerdo con Apple "no implica ningún pacto de licencias, y ambas empresas seguirán adelante en los litigios en curso en tribunales de EE UU".

Al margen de EE UU, donde la batalla de patentes entre Samsung y Apple alcanza una mayor dimensión, las dos firmas mantienen disputas judiciales en Corea del Sur, Japón, Alemania, Italia, Holanda, Gran Bretaña, Francia y Australia.

La decisión llega después de que en mayo la corte federal de San José (California) condenara a Samsung a indemnizar a Apple con 119,6 millones de dólares (unos 90 millones de euros), en un nuevo capítulo de la guerra legal en EE UU que comenzó en 2011.

El jurado popular que dio el veredicto consideró que Samsung había copiado en todos sus teléfonos inteligentes dos prestaciones del iPhone de las cinco reclamadas por Apple, mientras solo plagió en algunos de sus modelos otra de las prestaciones y no lo hizo con las dos restantes.

Las demandas cruzadas y los juicios en todo el mundo entre los dos titanes de la tecnología han sido constantes, con victorias para Apple en la mayoría de los casos.

Así, en total, la compañía surcoreana adeuda más de 1.000 millones de dólares (746 millones de euros) a su máximo rival, principalmente por los fallos emitidos en los tribunales de EE UU.

Samsung y Apple han apelado sin excepción todos los veredictos en contra, de manera que el proceso vive ahora una segunda parte en la que los esfuerzos de una y otra empresa se centran en tratar de demostrar los daños que los supuestos plagios de la competencia han causado sobre sus ventas y planes de expansión.

Ambas compañías litigan por las patentes de los teléfonos inteligentes y tabletas desde 2011, cuando Apple demandó a Samsung por copiar el diseño de sus productos, a lo que la firma surcoreana respondió demandando a la estadounidense por violación de patentes de la tecnología 3G.