El truco definitivo para ahorrar con la calefacción

El truco definitivo para ahorrar con la calefacción

Desde la empresa Loxone recomiendan zonificar la calefacción en cada habitación de la casa y hacerlo en base a diferentes horarios

LV / ABC

Llega el mes de noviembre con los primeros días fríos del otoño. Ante la bajada de las temperaturas, en la gran mayoría de hogares se recurrirá a la calefacción, uno de los gastos de mayor peso para la economía familiar. Desde Loxone, empresa tecnológica focalizada en la industria de la Smart Home, destacan que para conseguir el máximo ahorro se debe zonificar la calefacción en cada habitación de la casa y hacerlo en base a diferentes horarios.

La gestión en la programación de la calefacción conlleva también ventajas en términos de eficiencia energética con un consumo óptimo con independencia del sistema instalado (radiador, aire, suelo radiante...). De este modo, la vivienda se separa por zonas en función de la actividad y momento del día. Por ejemplo, podemos mantener la cocina a 20 grados mientras que el comedor está a 22 grados y el dormitorio a 19.

«Tenemos que adaptar nuestro entorno a nuestros hábitos para así reducir los costes que generamos en el entorno familiar», explica Meritxell Esquius, responsable de marketing en Loxone. Algunas de las opciones pasan por aumentar la temperatura del baño solo por la mañana y la noche o apagar los radiadores en las habitaciones que no están en uso.

Así, algunos sistemas están diseñados para operar de forma automática en base a los hábitos de las personas que residen en la vivienda. Los horarios o la detección de personas presentes en la habitación influyen en el encendido o apagado de la calefacción por lo que el sistema se adapta así a las necesidades de cada momento y a los horarios. Aun así, estas plataformas también se pueden modificar manualmente si se requiere de más o menos temperatura a través de una aplicación de móvil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos