El desgarrador testimonio de un funcionario de prisiones en la cárcel donde está Ana Julia

El desgarrador testimonio de un funcionario de prisiones en la cárcel donde está Ana Julia

«He vuelto a tumbarme boca a bajo en la cama para llorar yo solo»

C. GARCÍA

Un funcionario que trabaja en la prisión donde permanece arrestada Ana Julia Quezada ha escrito una carta que ha enviado al programa 'Espejo Público'. Allí la han leído y su testimonio es sobrecogedor. El hombre que trabaja en la cárcel de Acebuche, en Almería, cuenta que el caso de la asesina confesa del pequeño Gabriel le ha superado los esquemas.

Explica que lleva 20 años trabajando y que en todo ese tiempo ha estado en cinco centros penitenciarios diferentes. Con toda esa experiencia admite que «he conocido al Rafita, a Pakito a De Juana Chaos a Txapote. He conocido a violadores de sus propios padres, violadores de sus propios hijos». A pesar de ello, la experiencia de tener que lidiar con ver la cara a Ana Julia cada día le está costando de manejar: «He vuelto a sentir el terror he vuelto a tumbarme boca abajo en la cama y llorar... llorar yo solo».

El funcionario cuenta que puede ser que el caso le haya tocado más por el hecho de tener hijos de la misma edad que el pequeño Gabriel. Explica que cuando se enteró de que «la bruja» iba a ingresar en su prisión, esa misma mañana «me costó ponerme el uniforme». Relata que no es miedo lo que le da, que si tuviese que defenderla de algún ataque «no dudaría ni un solo segundo en poner mi vida en peligro para salvar la de Ana Julia», porque es su trabajo. «Quizá esa es la diferencia entre ella y yo», concluye en su misiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos