Qué hacer si alguien te acosa en la carretera

Qué hacer si alguien te acosa en la carretera

El acoso y la agresividad al volante pueden conllevar penas de cárcel, multas económicas y hasta seis puntos del carné

LA VERDAD

El acoso vial es esa mala práctica de algunos conductores que se pegan demasiado al coche de delante, adelantan sin respetar las distancias de seguridad y obligan a frenar con bruscos frenazos. Estas situaciones son un importante riesgo en la carretera, por ello, el infractor temerario en estos casos puede ser sancionado con penas de hasta dos años de prisión, multas de hasta 500 euros y la retirada de seis puntos del carné de conducir.

La agresividad al volante es otro de los factores de riesgo más comunes en España. Una encuesta de Preventis realizada a 1.00 conductores de nuestro país, refleja que al menos el 40% de los conductores se altera demasiado con las incidencias en el tráfico. Tan sólo el 17% de los encuestados afirmaron mantenerse inalterados. Un corte de mangas o insultos leves están considerados como faltas en el código penal y serán castigadas con multas de 10 a 20 días.

Ante una de estas situaciones de acoso en la carretera en la que un conductor no respeta los limites de seguridad, buscando que suceda un accidente, las autoridades recomiendan apartarse del camino del sujeto. Si continuase con la infracción, lo más seguro es abandonar la carretera por la primera salida que encontremos, recomiendan. La Guardia Civil insta a denunciar estos casos y, si conducimos con copiloto, grabar el vehículo para que el conductor pueda ser identificado.

Durante la conducción, mantener la distancia de seguridad es esencial para evitar gran parte de los accidentes en carretera, alrededor del 21% de españoles no respeta este factor. La distancia de seguridad con el coche que nos precede no tiene unas medidas fijas, además, hay que tener en cuenta el estado de la calzada, la distancia y el tiempo de reacción, y la distancia y tiempo de frenado.

En algunos casos puede ser algo difícil calcular esta distancia. Uno de los trucos más comunes es multiplicar nuestra velocidad por 0,5. Así, a 100 Km/h tendremos que guardar una distancia aproximada de 50 metros. Un truco consiste en contar dos segundos, «un segundo, dos segundos», cuando el coche de delante pase por un punto distintivo del lugar. Si al terminar la cuenta nos encontramos a la altura de ese punto, la distancia de seguridad es correcta. En autopista deberemos contar tres segundos, dejando lo anterior para ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos