Sijena pide a la juez que inicie la vía penal contra dos consejeros catalanes

A. TORICESMADRID

El Ayuntamiento de Villanueva de Sijena solicitó ayer a la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Huesca, Carmen Aznar, que abra la vía penal contra dos consejeros de la Generalitat de Cataluña por ignorar las resoluciones judiciales que les obligaban a devolver al Real Monasterio de Sijena, con fecha tope del 31 de julio pasado, 44 piezas de arte sacro que fueron vendidas ilegalmente entre 1983 y 1994 y que se encuentran expuestas en el Museo de Lérida.

El consistorio pretende que Aznar inicie los trámites para poder acusar al actual consejero de Cultura, Lluís Puig, en el cargo desde el 4 de julio, de un delito de desobediencia a las resoluciones judiciales y de otro de apropiación indebida.

También reclama la puesta en marcha de idéntico procedimiento para investigar al antecesor de Puig en Cultura, Santi Vila, actual consejero de Empresa, por un delito de prevaricación, por dictar resoluciones injustas a sabiendas para evitar cumplir la sentencia que hace más de dos años declaró «nula de pleno derecho» la venta de las piezas de Sijena y ordenó su devolución al monasterio.

El intento de abrir la vía de las responsabilidades penales se produce después de que la propia magistrada advirtiese a los responsables catalanes que de ignorar su mandato podría deducir testimonio contra ellos por un posible delito de desobediencia.

Temas

Huesca

Fotos

Vídeos