9 cosas que no sabes sobre la ‘borrachera del sueño’ en niños

Fotolia

Un 17% de la población infantil mundial padece este trastorno, cuyos síntomas son «muy parecidos a los de una persona ebria», según el catedrático en Fisiología de la UMU Juan Antonio Madrid

MARTA SEMITIELMurcia

A muchos padres les cuesta horrores dormir a sus hijos por la noche. Los pequeños muestran ansiedad y estrés a la hora de irse a dormir y les resulta muy difícil despertar por la mañana. En sus primeros minutos del día siguen desorientados, como si todavía estuvieran durmiendo a pesar de haber comenzado su jornada. Se le llama 'borrachera del sueño', un trastorno que padece el 17% de la población infantil mundial. Así es como explica Juan Antonio Madrid, catedrático de Fisiología de la Universidad de Murcia, en qué consiste esta patología tan poco conocida.

¿Qué es la borrachera del sueño?

Es la denominación popular de un trastorno conocido como "arousal confusional". Se denomina así debido a que los síntomas del trastorno son muy parecidos a los que se producen en personas ebrias. Se manifiesta cuando una persona despierta de su sueño y durante unos minutos se siente muy desorientada, le cuesta reaccionar a los estímulos externos y muestra algunas de sus facultades mentales muy mermadas.

¿En qué edades es frecuente que se dé?

Se puede dar en cualquier edad. Dependiendo de los estudios, aproximadamente un 15% de la población recuerda haber sufrido uno o más episodios en el último año; sin embargo, es más frecuente que ocurra en niños entre 3 a 13 años. Las últimas publicaciones a escala internacional cifran en un 17% a los niños que la sufren ocasionalmente o de modo frecuente.

¿Cuáles son los síntomas?

Se manifiesta como un estado de confusión mental, comportamiento anómalo, desorientación temporal y espacial, fallos de memoria e incluso episodios de amnesia total o parcial. Estos estados aparecen sobre todo cuando la persona se despierta en mitad de una fase de sueño profundo (sueño de ondas lentas), habitualmente en la primera mitad del sueño nocturno, pero también ocurre cuando la persona trata de despertarse tras haber dormido durante la noche. Los episodios de borrachera de sueño aparecen con mayor frecuencia cuando se fuerza a los individuos a despertar en un horario al que no están acostumbrados.

¿Qué hacer si notamos los síntomas en nuestros hijos?

Se suele asociar con alteraciones en el ciclo de sueño-vigilia, ya que uno de los factores que más influye en su aparición es el retraso en los horarios de sueño, que con frecuencia se observa en niños y adolescentes. Al despertar por la mañana para ir al colegio, se encuentran en una fase de sueño profundo, por lo que su cerebro sigue aún dormido y necesitará un tiempo para activarse. Un despertar progresivo, con exposición a luz natural y evitar el uso de dispositivos electrónicos antes de dormir (móviles, TV y ordenador en su dormitorio) son tres medidas muy eficaces para ayudar a su tratamiento. En casos en los que este trastorno persista y aparezca con frecuencia, requerirá consultar con su médico.

¿Tiene consecuencias en el desarrollo del niño?

Se trata de una alteración que no suele tener consecuencias, incluso se considera un trastorno benigno en niños y suele desaparecer espontáneamente con la edad. Su presentación ocasional no es perjudicial para el desarrollo del niño; sin embargo, si aparece con frecuencia puede responder a otras causas que deberá determinar su médico.

¿Cómo se cura?

Suele desaparecer en la edad adulta. Normalmente basta con seguir algunas normas de higiene de sueño para que deje de aparecer. Los despertares espontáneos durante el sueño y al final del mismo suelen ir asociados a un tipo de sueño, conocido como REM, que es el sueño en el que experimentamos las ensoñaciones más intensas. Estos despertares naturales permiten que nos levantemos con la mente despierta; sin embargo, si el niño se acuesta tarde y durante la semana se mantiene con un déficit de sueño, al forzar su despertar por la mañana puede hacerlo durante el sueño profundo y entonces sí que podrá manifestar la borrachera del sueño.

¿Pueden sufrirla los adultos?

Los adultos también la sufren y en el caso de que se presente con una cierta frecuencia deben de descartarse causas médicas que lo justifiquen.

¿Cuál es el perfil de adultos que la sufren?

El 70% de las personas adultas que padecen de borrachera de sueño tienen alguna patología de sueño. Por ejemplo, están privados de sueño, muestran excesiva somnolencia durante el día, sufren de retraso en los horarios de sueño, sufren de piernas inquietas. En otros casos se trata de personas que toman medicación para dormir o tranquilizantes, o consumen algún tipo de droga psicotrópica.

Recomendaciones

Si su presentación es frecuente, deben de acudir a su médico o a un especialista de sueño. Al ser un trastorno relacionado con la ansiedad y el estrés a la hora de irse a la cama, sería beneficioso aplicar unas normas de higiene de sueño entre las que podemos destacar:

1. Realizar ejercicio físico diariamente, pero nunca en las tres horas antes de ir a dormir, ya que en este caso el ejercicio deja de ser un factor positivo y dificulta la conciliación del sueño y disminuye su profundidad.

2. Exponerse a luz natural a primera hora de la mañana, al despertar. Ello favorece la sincronización del sueño al ciclo natural ambiental de día/noche.

3. Evitar cenar tarde y copiosamente.

4. No utilizar dispositivos electrónicos, especialmente móviles, o ver series o películas estimulantes antes de dormir. Absolutamente desaconsejado mantener el móvil en vibración o con el sonido activado en el dormitorio, puede fragmentar el sueño y hacer que este no sea suficientemente reparador.

Fotos

Vídeos