Cómo saber si tu pareja es infiel o lo será algún día, según la ciencia

Cómo saber si tu pareja es infiel o lo será algún día, según la ciencia

La evitación intencional y la minusvaloración son esenciales para saber si tu pareja te engañaría

C. GARCÍA

Después de San Valentín es necesario bajar de la nube y volver al mundo real. No es todo lo que reluce en una pareja y en estos días en los que parece que los corazones no nos dejan ni respirar, también se dice que los infieles crecen de debajo de cualquier piedra.

Las redes sociales y las nuevas tecnologías ponen muy fácil conocer a más a gente y ser infiel. Pero al fin y al cabo, las relaciones funcionan de la misma forma y las tentaciones siguen siendo igual de biológicas. Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Florida y que se ha publicado en la revista Journal of Personality and Social Psychology ha dado con los factores que predicen la infidelidad de las personas.

Los investigadores llegaron a la conclusión que había dos factores psicológicos que todas las parejas comparten en mayor o menos medida: la desvinculación intencional y minusvaloración hacia potenciales amantes.

La prueba consistía en seguir durante tres años a 220 parejas. A todos se les mostraba imágenes de otra persona muy atractiva. Según el tiempo que permanecieran mirándola han sido capaces de relacionar esa distracción con la capacidad de ser infiel. Los que quitaban la vista a los pocos segundos tenían muchas menos posibilidades de ser infieles que los que permanecían más tiempo.

Esto también influía en el tiempo que la pareja llevara casada o la satisfacción conyugal, estos datos los tenían previamente al experimento. Los que miraban durante más tiempo doblaban las posibilidades de infidelidad y de fracasar en su matrimonio.

Esto tiene que ver con la desvinculación intencional. En el aspecto de la minusvaloración, se pedía a los candidatos que describieran a las personas que se les mostraba. Algunos quitaban valor a sus dotes físicas, aunque estos fueran claramente atractivos. Los que tenían ese comportamiento eran menos propensos a ser infieles.

Por otro lado, el atractivo de las personas también tenía que ver en la fidelidad en el matrimonio. No obstante sorprendieron los datos recogidos. Las mujeres menos atractivas solían ser más infieles que los hombres menos atractivos. Así mismo, los hombres eran más infieles que las mujeres cuando su pareja era menos atractiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos