¿Sabe por qué le hemos parado? La pregunta de la Guardia Civil le salvó de la multa

Se trata de una cuestión formal, pero que en el juzgado se ha tenido en cuenta para anular la sanción

ATLAS

Puede que alguna vez la Guardia Civil les haya hecho la pregunta: ¿sabe por qué lo hemos parado? Los agentes se lo preguntaron al conductor de un coche interceptado a 228 kilómetros por hora. Una pregunta habitual que le ha librado de pagar una multa de 1.620 euros y quedarse dos años sin carné.

Ocurrió en la A-62, limitada a 120, a su paso por Salamanca. Un radar móvil captó su coche y la Guardia Civil lo detuvo 40 kilómetros más lejos. Le preguntaron si sabía por qué le habían parado. Y sí, lo sabía, pero contestó antes de que le informaran de su derecho a no declarar y al de ser asistido por un abogado.

Ahí, la clave. Es una mera cuestión formal, pero suficiente para que la Audiencia provincial de Salamanca revoque la condena del juzgado de primera instancia.

El juez considera que la pregunta dio pie a una auto-inculpación sin que los agentes le recordaran antes su derecho a no declararse culpable.

Temas

Sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos