Robó 22 jamones ibéricos escondidos debajo de la ropa

Luego los vendía en bares

EFE

La Guardia Civil de Alicante ha detenido en Paterna (Valencia) a un español de 53 años como el presunto autor de 14 delitos de hurto, ya que robaba jamones ibéricos que luego vendía en bares.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, los robos los cometía en diversos establecimientos de una misma cadena de supermercados, en las provincias de Alicante y Valencia.

En esos supermercados llegó a sustraer hasta 22 jamones ibéricos y 30 botellas de bebidas alcohólicas, valorados en unos 6.000 euros aproximadamente.

Una conocida cadena de supermercados alertó el pasado mes de junio de un aumento considerable de hurtos, en centros de distintas localidades de la Comunidad Valenciana, en los que los efectos sustraídos siempre eran jamones y bebidas alcohólicas.

Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Sant Joan d'Alacant, tras el visionado de numerosas cámaras de seguridad de estos establecimientos, observaron que el autor de los hechos era un hombre que mostraba una gran habilidad e imaginación para apoderarse de los jamones.

El hombre realizaba una primera observación del supermercado con el objeto de saber dónde se encontraban las cámaras de seguridad. Una vez estudiado el lugar, cometía el hurto y en ocasiones cogía un jamón y se lo introducía directamente entre la ropa y su cuerpo, a espaldas de las cámaras.

En otras ocasiones, depositaba primero los efectos en una cesta de la compra para, después, introducirlos por debajo de la ropa, intentando no ser visto por los empleados ni por el resto de clientes. Seguidamente abandonaba rápidamente el establecimiento sin ser visto por nadie.

Hasta que el supermercado no realiza el recuento de los artículos que tenía en stock, no se daba cuenta de la sustracción de esos productos.

Como culminación de la operación, los agentes detuvieron en Paterna al ladrón, un hombre de 53 años que ha pasado a disposición judicial y que ha quedado en libertad con cargos.

La operación ha permitido el esclarecimiento de 14 delitos de hurto, 7 de ellos en la provincia de Alicante (en las localidades de Sant Joan, Sant Vicent, Banyeres, Onil, Xávea y Castalla) y los otros 7 en la provincia de Valencia. El valor de lo robado asciende a unos 6.000 euros.

Entre los productos sustraídos destacan 22 jamones ibéricos y 30 botellas de bebidas alcohólicas de las principales marcas comerciales. Todo ello era posteriormente vendido a bares y comercios de Valencia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos