La regla de los 20 minutos que tienes que seguir para comer de forma saludable

La regla de los 20 minutos que tienes que seguir para comer de forma saludable

Se trata de dedicar el tiempo suficiente a cada comida del día

LA VERDAD

Muchas personas tienen la necesidad de comer mucho un poco tiempo, algo que provoca complicaciones en la salud, además de comer más cantidad de la que necesitas. Sin embargo, cuando comes de manera relajada, dedicando más tiempo a cada comida, tu estómago le comunicará al cerebro a los 20 minutos que ya ha comido lo suficiente y comenzarás a sentirte saciado.

Aunque realizar esto es difícil para las personas que tienden a comer mucho y de manera rápida, existen algunos consejos que te permitirán dedicar 20 minutos a las comidas principales:

1- Dejar los cubiertos entre bocado y bocado: Se trata de un simple y pequeño gesto que, aunque parezca cansado, te ayudará a reducir la velocidad de comida. Además, podrás centrarte un poco más en descubrir si tu cuerpo se encuentra saciado o no.

2- Trata de comer alimentos ricos en fibra: Estos tipos de alimentos, como las verduras frescas, te ayudarán a que tardes más tiempo en comer ya que son más difíciles de masticar. Con este truco, empezarás a comer más lento, menos cantidad y más saludable.

3- Intenta comer con más gente: A la hora de las principales comidas es muy importante disfrutarlas con más personas, no solo por la compañía, sino que continuar una conversación te permitirá no pensar tanto en la comida y disminuirá la velocidad de ingesta.

4- Encuentra a alguien que coma lento para seguir su ritmo: Trata de no comer con gente que come en poco tiempo y fíjate en las personas que tardan más en comer su comida. Esto también reducirá el tiempo que tardas en consumir tus alimentos.

5- Establece un mínimo de masticaciones por bocado: Es necesario masticar bien la comida para que el cuerpo pueda digerirla correctamente. Para ello, un buen sistema es fijar el número de masticaciones (entre cinco y treinta) para que la comida quede completamente masticada, además de llevarnos bocados pequeños a la boca.

Una vez que te acostumbres a esta regla y dediques 20 minutos a tus desayunos, comidas y cenas, notarás rápidamente cómo empiezas a reducir la velocidad en tus comidas y comienzas a ganar en salud.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos