Hasta este punto llega la adicción al móvil de algunos jóvenes

F. OLMOS

Si antaño los profesores requisaban tazos, peonzas y demás, hoy en día lo que toca requisar son móviles. Y cada vez a edades más tempranas. Pero, pese a que siga siendo un mal comportamiento, tener catorce años y que el profesor te tenga que requisar el móvil es una cosa, pero en una clase universitaria...es algo, como mínimo, vergonzoso. ¿Qué requisaban antaño los profesores en la Universidad? ¿Cartas para jugar al mus, quizás? Pues hoy en día son móviles.

Son muchas las lecturas que se han hecho de este vídeo, en el que se muestra la reacción de una alumna cuando el profesor se ve obligado a requisarle el móvil para que le preste atención. Desde quienes optan por hablar de la peligrosa adicción a este aparato que sufre un número importante de jóvenes hoy en día, a quienes prefieren darle la lectura de la falta de educación o valores.

Sin embargo cabría destacar que ante la airada reacción de la joven, que arremete contra el profesor de forma violenta y con insultos, sus compañeros se quedan estupefactos e incluso usan su móvil para grabarla, dando a entender que en realidad su comportamiento es algo bastante inusual entre su generación:

Fotos

Vídeos