Este policía rompe a llorar tras detener a un conductora ebria

Este policía rompe a llorar tras detener a un conductora ebria

Lo que había en el interior del vehículo le «rompió el corazón»

C. GARCÍA

Toby Lafave iba patrullando por la carretera de Albuquerque, en Estados Unidos, una noche más de servicio. De momento, observaron que un coche realizaba movimientos sospechosos y emprendieron el seguimiento. A pesar de que le dieron el alto en varias ocasiones, la conductora del vehículo no paró hasta pasado un rato.

Cuando el coche se detuvo, el policía hizo a la mujer salir del coche para denunciarla y poder realizarle unas pruebas. Lafave se dio cuenta rápidamente de que la conductora presentaba signos de embriaguez. Con la mujer viajaba su sobrina, una niña de seis años que iba en el asiento del copiloto y que la conductora aseguraba que iba «asustada» por la persecución policial.

La mujer explicó que venía de un concierto y que iba a llevar a su sobrina a su casa; no tardó mucho en reconocer que iba «intoxicada». Tras detenerla, el policía cogió a la niña y le entregó un juguete que iba en el maletero del coche y que la niña reclamaba. Toby Lafave reconoció que «se me rompe el corazón» al otro agente con el que se comunicaba por la radio. El agente no pudo evitar llorar ante la escena que estaba viviendo, no podía creer que la mujer hubiese puesto en peligro la vida de su sobrina.

Fotos

Vídeos