La policía brasileña se hace 'selfies' con el narco más peligroso del país

La policía brasileña se hace 'selfies' con el narco más peligroso del país

Tras la sonada detención de Rogério Avelino da Silva, conocido como Rogério 157, uno de los narcotraficantes más buscados de Brasil, el pasado miércoles en una macroperación en la que participaron unos 3.000 efectivos, incluidas fuerzas militares, ahora los medios brasileños publican una serie de fotografías en las que se puede apreciar a varios agentes de policía posando sonrientes con él en una foto de grupo y haciéndose algún que otro selfie individual después.

Pese a que los medios están intentando crear polémica con las fotografías, insinuando que los agentes fueron frívolos y pretendiendo crear sospechas entre la opinión pública, Roberto Sá, responsable de seguridad (una figura equiparable a la de ministro), ha tratado de minimizar lo ocurrido dando su visión de las fotografías:

«Fue una detención emblemática. Pese a que no me gusta dar glamour a los delincuentes, es un criminal que lleva diez años causando problemas en Río de Janeiro. Pero esta detención fue emblemática, hubo euforia, alegría, como muestran los fotos, que probablemente sobrepasaron los límites», declaró.

'Rogério 157', de 35 años (cumplirá 36 el 24 de diciembre), era considerado como el jefe del tráfico de drogas en La Rocinha, la mayor favela de la ciudad, que se extiende sobre un morro de la rica zona sur.

Cuando los agentes irrumpieron de madrugada en la vivienda donde se hallaba, en Arará, trató de ocultarse debajo de una manta, pero« no opuso resistencia», indicó la semana pasada en una rueda de prensa el comisario Gabriel Ferrando, que participó en la operación. Rogério dijo a los agentes al ser reconocido que podría« resolverles la vida».« No llegó a ofrecer (sobornos), pero su osadía fue tanta que llegó a insinuar que nuestra vida estaría resuelta», contó Ferrando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos