El polémico adiós de una sidrería: «Manada de impresentables»

El polémico adiós de una sidrería: «Manada de impresentables»

Los propietarios del establecimiento no quisieron echar el cierre sin despedirse

EL COMERCIO / LV

Echó el cierre a su sidrería y aprovechó su presencia en Facebook para quedarse a gusto. Una sidrería de Gijón se despidió hace unos días de sus clientes tras ocho meses ininterrumpidos. Los responsables del establecimiento anunciaron la difícil decisión a través de las redes sociales, donde a través de un mensaje agradecieron el cariño «a cuantas personas han venido y disfrutado, de nuestra comida, sidra y ambiente, os tendremos en el recuerdo».

El mensaje contiene también algún que otro guiño a quienes, a su entener, trataron de ponerles palos en las ruedas. «Nos vamos agradecidos a los amigos que un día nos dijísteis, que iríais al local que tuviese aparcamiento, este lo tenía y no aparecísteis», podía leerse en una publicación cargada de ironía. El texto sigue con ataques a la «manada de impresentables» que «nos difamaron hasta la saciedad».

Las palabras del dolido hostelero, que aseguró haberse quedado «a gusto», no duraron mucho en la red social. El mensaje, publicado originalmente en la tarde del lunes fue eliminado horas después junto con la página que lo contenía.

Fotos

Vídeos