La polémica posición de Lidl respecto a su posible salida de Cataluña

Por el momento permanecen "atentos"

EP

Lidl Supermercados, cadena que pertenece al grupo alemán Schwarz, no se plantea abandonar su sede de Cataluña, mientras "no se modifique el actual ordenamiento jurídico".

Fuentes de la compañía consultadas por Europa Press han reconocido que permanecen "atentos" a la evolución socio-política de los países en los que están presentes.

En el caso de que se produjera la independencia de Cataluña, la cadena de supermercados ha precisado que tomarían las "medidas necesarias" para garantizar el desarrollo del negocio en Cataluña y España, "respetando el marco legal que quede establecido".

"No obstante, estamos enfocados en el desarrollo de nuestra estrategia comercial, que no está vinculada a ninguna coyuntura política", han reiterado desde la compañía.

Lidl Supermercados desembarcó en España en 1994 con la apertura de su primera tienda en Lleida (Cataluña) y en la actualidad cuenta con más de 540 tiendas, 10 plataformas logísticas y un equipo humano integrado por 12.500 profesionales en el mercado nacional.

La cadena de supermercados sigue con su apuesta por crecer en España y ayer anunció una inversión de 20 millones de euros para abrir siete tiendas en octubre, entre ellas un nuevo establecimiento en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), donde invertirá algo más de medio millón de euros.

Fotos

Vídeos