Su plan para romper con su novia acaba con una multa de 600 euros

Este hombre inglés no reunía el valor necesario para terminar su relación

C. GARCÍA

Michael Dennis Boulton tenía una vida casi perfecta, tenía novia, dos hijos y un trabajo. El único problema era que no quería a su novia, quería dejarla, pero no tenía el valor suficiente para hacerlo. Por esta razón, Boulton recurrió a un plan que creyó brillante para echar a su novia de su casa.

Al más puro estilo comedia norteamericana, este hombre pidió a un amigo que entrara en su casa cuando él y su familia estaban de vacaciones. La misión de amigo era robar todas las cosas de la chica y sacarlas de la casa. De este modo, Boulton pensó que no tendría que dormir una noche más con su chica.

Cuando volvieron, todos se llevaron una gran sorpresa. Las cosas de la joven no estaban en la casa. Boulton fingió sorprenderse por el robo, pero no contó con lo que pasaría después, lo lógico, la denuncia a la Policía.

Los agentes acudieron al hogar para investigar lo ocurrido. No dejaba de ser muy sospechoso que solo hubiesen desaparecido las cosas de ella, algo que hizo que la policía hiciera muchas preguntas al hombre. Finalmente, Boulton se derrumbó y acabó confesando a todos lo que había ideado.

Tras pasar a disposición judicial, a este hombre le ha caído una multa de 600 euros y hacer frente a todos los gastos. Al menos puedo pensar algo positivo de su estúpido plan, y es que perdió de vista a su novia, la cual, seguramente, salió ganando.

Fotos

Vídeos