Oktoberfest para todos

Oktoberfest para todos

Municipios de Alicante, Asturias, País Vasco, Andalucía o Cantabria celebran sus propias fiestas de la cerveza al estilo de la Múnich, el evento más visitado del mundo

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Nadie dijo nunca que el Oktoberfest, nacido en 1810 a propósito de la boda del príncipe Luis I de Baviera con Teresa de Sajonia y a día de hoy el evento más visitado del mundo, no se pudiera celebrar fuera de la ciudad de Múnich. Es más, los organizadores de la gran fiesta de la cerveza apuestan desde hace años por llevarla hasta el último rincón del globo. Y es que, con más de 6 millones de visitantes, se dieron cuenta de que la cita muniquesa traspasaba fronteras. Así, ciudades como París, Roma, Sao Paulo o Asunción cuentan con sus propios oktoberfest. El fenómeno también ha llegado a España. Madrid celebra su propia fiesta de la cerveza desde el pasado 21 de septiembre hasta este domingo. Las previsiones son que hasta 30.000 personas pasarán por el madrileño Palacio de Vistalegre, donde se ha recreado la carpa que la marca Paulaner ha levantado en Múnich. Pero hay más oktoberfest españoles. La celebración llegará hasta 70 ciudades y municipios, entre ellos Barcelona, Avilés (Asturias), Laredo (Cantabria), Leoia (Vizcaya), Azpeitia (Guipúzcoa), Calpe (Alicante), Benalmádena (Málaga), Aranda de Duero (Burgos) o Arroyo de la Encomienda (Valladolid).

Cada uno de los oktoberfest españoles trasladan a los visitantes a la capital de Baviera. En primer lugar, por su cerveza. Paulaner, una de las seis marcas con denominación de origen en esta región alemana, sirve la mitad de los más de 7 millones de litros que se consumen durante las más de dos semanas durante las que se prolonga la fiesta original en Múnich. Para la ocasión elabora una cerveza especial, con un grado más de alcohol que la habitual pero con mayor grado de fermentación para que sea más ligera de llevar. Será la misma que se sirva en las 70 localidades españolas. Sólo para Madrid se han enviado desde las fábricas de Baviera 45.000 litros.

Comida abundante

Entre tanta cerveza, el secreto para aguantar en pie, repiten los alemanes, es una comida copiosa. Ya sea al mediodía, la merienda o la cena. Y si la cerveza es alemana, los alimentos no lo pueden ser menos si es cuestión de celebrar la Oktoberfest. Las cifras de la cita en Madrid hablan por sí solos: 30.000 salchichas, 10.000 bretzels -típico pan salado germano-, 10.000 codillos o 5.000 pollos asados. El mismo menú se repetirá por cada una de las ciudades que recogerán el testigo en las próximas semanas. Son platos con los que no se respeta una dieta, pero que garantizan no sucumbir a la cuarta jarra.

Cada consumición va acompañada de un estricto respeto al ritual. Como el de abrir el primer barril de Paulaner con un hacha, un cometido que este año les correspondió en Vistalegre al seleccionador de baloncesto Sergio Scariolo y a su predecesor en el cargo Pepu Hernández, quienes no dudaron en enfundarse en un típico traje bávaro.

La música en vivo es otro de los ingredientes que no puede faltar. Como no lo hará el tradicional 'Ein prosit' alemán -traducido como 'un brindis'- que los bávaros cantan cada pocos minutos antes de chocar sus jarras de un litro, las únicas permitidas en el Oktoberfest. La canción habla de sentirse cómodo entre amigos, en este caso, en torno a unos cuantos litros de cerveza de la misma Baviera.

Ficha:

Barcelona: 11 a 22 de oct.

Calpe: 25 oct- 5 de nov.

Arroyo de la Encomienda: 31 oct-15 nov.

Benalmádena: 27 sep- 30 octubre

Laredo: 11 a 15 de oct.

Azpeitia: 11 a 15 de oct.

Áviles: 11 a 15 de oct.

Leoia: 22 sep-1 oct.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos