Ni se te ocurra sentarte en las sillas de la habitación de un hotel

Una habitación de hotel con sillas/
Una habitación de hotel con sillas

Es uno de los lugares que se desinfectan con menos asiduidad

LV

Aunque en las fotos quedan muy presentables y hacen más acogedoras las habitaciones, el mobiliario de los hoteles suele ser en muchas ocasiones un problema si hablamos de bacterias que puede haber presentes sin que lo sepamos.

Así lo cuenta Jenna, una empleada de un hotel de Nueva York, que narra cómo muchas veces las sillas, por ejemplo, suelen ser lo último en limpiar en las habitaciones si es que alguna vez se hace: "Nunca te sientes en un sofá o una silla sin antes poner una toalla o sábana. Muchos clientes se sientan desnudos sobre ellos, y sí, algunos dejan manchas. Y la mayoría de las veces, las manchas simplemente se lavan con limpiadores normales hasta que no se ven”, dice.

La razón por la que este mobiliario escape de la limpieza en profundidad se debe a que en muchas ocasiones se necesitan herramientas especiales como vaporettas o limpiadores de tejidos especiales para poder actuar, algo que muchos establecimientos no usan ni mucho menos a diario.

Existe otro problema también con otro tipo de elementos como los muebles que van tapizados, lugares que pueden ser muy aptos para que se instalen y propaguen las chinches sin que ni los empleados ni los clientes se den cuenta de ello.

Muchos empleados de hotel recomiendan tomar algunas precauciones por muy limpias que veamos las habitaciones. Llevar chanclas en el baño, no dormir desnudos o no ir descalzos si se trata de un hotel con moqueta son algunas de ellas.

Temas

Turista

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos