Obligan a una pareja de ancianos a pasar la Navidad separados

Obligan a una pareja de ancianos a pasar la Navidad separados

El matrimonio lleva 69 años casado y quieren trasladar al hombre a una residencia a 37 kilómetros de distancia

C. GARCÍA

Herbert y Audrey Goodline se conocieron hace 73 años y desde entonces han estado juntos. Este matrimonio de Nuevo Brunswick, en Canadá, convive en un apartamento de un centro de mayores en el centro de la localidad. Por problemas de salud de Herbert, que sufre demencia, los médicos han decidido trasladarle a otro centro donde puede recibir mejores atenciones. El único problema es que el otro lugar está a 37 kilómetros de su ciudad, no iría con su mujer y el traslado es inminente.

La pareja pasaría las navidades separada, la primera vez desde que se conocen. Sus hijos han tachado de «muy poca sensibilidad» la decisión de los profesionales y creen que podrían haber demorado el traslado hasta después de las fiestas. El matrimonio octogenario también ha relatado a medio canadienses la pena que tiene desde que no están juntos: «Para nosotros las Navidades ya han acabado y esta será la peor Nochebuena que pasaremos jamás».

Uno de los profesionales del centro ha defendido la decisión, explicando que la anterior residencia de Herbert no tenía la seguridad adecuada para él y que podía salir a cualquier hora del día sin que nadie lo vigilara. Eso podría provocar que el anciano se perdiera y añadió que «a nadie le gusta leer en el periódico en estas fechas que ha desaparecido un anciano».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos