Motoristas infiltrados, la nueva forma medida de la DGT para controlar las carreteras

Es una de las 40 medidas de un plan especial para reducir la siniestralidad a dos ruedas

ATLAS

Coche camuflado parado en el arcén. Infractor que pasa por delante del radar y sanción. Es una imagen habitual en muchas carreteras, pero ahora la DGT ya a aplicar una nueva medida.

Rutas con alta ocupación de motoristas, es decir, carreteras secundarias, en donde los agentes de tráfico sin uniforme van a circular con motos camufladas.

Es una de las 40 medidas de un plan especial para reducir la siniestralidad a dos ruedas. El año pasado 260 motoristas muertos, el incremento del control también se va a hacer desde el aire.

Helicópteros y la posibilidad de drones es otra de las propuestas de un plan de mejora en carreteras y también más formación.

750.000 conductores de coche circulan en moto. Por eso habrá más preguntas específicas en los exámenes de conducir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos