Los modelos de coche que más se roban en España y el lugar donde es más fácil que se lo lleven

Foto de coches aparcados en la calle Abenarabi /
Foto de coches aparcados en la calle Abenarabi

Las piezas de los vehículos de gama media tienen mayor salida en el mercado negro

EUROPA PRESS

Los modelos más sustraídos en España en 2017 fueron el Seat León y el Seat Ibiza, suponiendo el 19% y el 15% de los robos respectivamente, según se desprende de un informe realizado por la compañía de desarrollo de soluciones tecnológicas aplicadas a sistemas electrónicos de seguridad Techco Security.

Tal como recoge el estudio, al igual que en 2016, los coches de gama media continuaron siendo los más sustraídos en España el año pasado. Por su parte, el Volkswagen Golf se situó como el tercer modelo más sustraído en 2017, con un 7% de los casos.

"El perfil de conductor de este tipo de vehículo y la gran demanda de estos modelos en los países de Europa del Este, donde se valora especialmente su diseño, motivan su sustracción", ha asegurado el coordinador general del Centro de Operaciones Remotas de Techco Security, Rafael Ruiz.

Por regiones, la provincia donde más robos se registraron el año pasado fue Madrid, con el 34% de los casos. Por su parte, Barcelona se situó en segundo lugar, con el 15% de las sustracciones de vehículos en España, mientras que Sevilla y Málaga registraron un 8% y un 7% de los robos, respectivamente.

Casi todos robados aparcados

En cuanto al lugar en el que se comete la sustracción, el 90% de los robos de automóviles se llevó a cabo en parkings públicos, en la propia calle, y el 7% al repostar combustible y estacionar el vehículo para hacer gestiones cotidianas. Además, el 3% de los robos se realizó mediante el uso de la fuerza o la intimidación.

Tal como explica la firma, los principales objetivos que persiguen los ladrones son vender el propio automóvil en otros países, usarlo en atracos o alunizajes, o desmontar el coche para vender sus piezas. El destino varía en función del tipo de vehículo, aunque los coches robados en España "suelen acabar en Europa del Este y en el Norte de África".

Por su parte, Techco Security explica que los delincuentes utilizan principalmente dos métodos para abrir la puerta: un capturador o escáner de radiofrecuencia, con el logran capturar el código de desbloqueo de la llave del vehículo, o un rompebombines para forzar la puerta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos