Calleja se apunta a salvar al Mar Menor

El programa 'Volando voy' de anoche estuvo dedicado a la situación de la gran laguna salada

C. GARCÍA

El programa de este domingo de Jesús Calleja, 'Volando voy', prestó atención al deterioro del Mar Menor y trató de buscar solución a esa degradación que tanto preocupa a los murcianos. La situación de la que está considerada como 'la mayor laguna de agua salada' de España se convirtió en una preocupación nacional, consiguiendo en las redes sociales que todo el mundo reivindicara la necesidad de su recuperación.

Más

Jesús Calleja abordó el tema de un modo muy ameno y con mucha humanidad. El presentador habló con expertos en biología marina, con empresarios de la zona, vecinos, incluso con Martínez-Cachá, exconsejera de Agricultura y Agua de la Región.

Los expertos explicaron al aventurero que en los últimos dos años el Mar Menor había sufrido un gran deterioro. Indicaron que la causa de que el fondo marino del mar se haya muerto son los vertidos de las plantaciones que llegan al mar, cargados de fertilizantes y nitratos que producen un exceso de fitoplancton, sustancia que provoca la turbidez del agua.

En 'Volando voy' también hubo lugar para las emociones. Calleja pasó un rato con algunas de las mujeres de la asociación 'Flamenco rosa', luchadoras contra el cáncer de mama, que practicaron junto al presentador el 'Dragon boat', un deporte típico de Asia.

El momento que Calleja denominó como «más tenso» del programa fue la reunión entre empresarios del Mar Menos (agricultores, constructores y hosteleros) y la exconsejera Cachá. Todos se metieron en un barco para tratar de llegar a un acuerdo: «Hasta que no se cierre el tema no bajamos del barco», sentenció el presentador.

Hubo varios desencuentros, como la afirmación de Pedro García, presidente de Anse, de que «ahora mismo se están vertiendo alrededor de 400 litros por segundo de agua contaminada»; algo que Martínez Cachá negó en rotundo aludiendo a que «no son los datos oficiales». Finalmente, la consejera aseguró que el humedal artificial que se está construyendo en la rambla del Albujón podría ser la solución. Además de este, Cachá explicó que otros dos humedales están «en proyecto», uno en El Algar y otro en San Pedro del Pinatar. Por otro lado, también se instó a los agricultores a que recurrieran a un cultivo más ecológico.

Como símbolo del entendimiento al que supuestamente se había llegado, unos artistas pintaron un gran muro con el mensaje pacífico 'love'. Calleja también liberó una anguilas en las aguas del mar.

Fotos

Vídeos