Las luces LED no son tan buenas como parecían

Las luces LED no son tan buenas como parecían

La noche es cada vez más luminosa y no se debe al brillo de las estrellas precisamente

C. GARCÍA

Según un estudio publicado en Science Advance, las luces LED podrían no ser tan beneficiosas como creíamos. Está claro que rebajan unos euros nuestras facturas de la luz y nos ayudan a ahorrar, pero su brillo natural parece que está teniendo efectos negativos en el entorno.

Muchos ayuntamientos han decidido poner las farolas de las calles con este tipo de iluminación, por ser más económica. No solo nos ayudan a horrar en las facturas, también duran más que las bombillas convencionales, lo que las hace mucho más eficientes en general.

La mayoría de personas están sustituyendo sus bombillas de siempre por luces LED pero los expertos explican que hay que tener en cuenta que tipo de luminosidad necesita cada lugar. Al parecer, el planeta brilla más que nunca debido a este tipo de tecnología, lo que podría estar teniendo un efecto rebote.

Los expertos alertan de que como sigan 'in crescendo' las luces LED habrá que «llevar un control de las emisiones de luz como se hace con las de CO2». Algunas especies necesitan la oscuridad para sobrevivir y en algunos lugares ya no crecen algunas plantas ni vuelan murciélagos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos