«A ver qué hago yo ahora con este», revelan la grabación del coche de Ana Julia

«A ver qué hago yo ahora con este», revelan la grabación del coche de Ana Julia

La Guardia Civil grabó todo el recorrido de la asesina confesa de Gabriel antes de ser detenida

LA VERDAD

Tras seguir una recorrido errático durante 75 minutos, ya con el cuerpo de Gabriel en el maletero, Ana Julia Quezada continuó dando rodeos sin un rumbo fijo, lo que la llevó a mascullar «a ver qué hago yo hora con este», según hemos podido conocer gracias a las escuchas que la Guardia Civil instaló en el coche de la asesina confesa tras convertirse en la primera sospechosa del caso.

El Periodico informa que, según fuentes judiciales, los agentes comprobaron que la mujer habla sola, masculla, entre otras cosas, insultos dirigidos al niño. Momentos después de fotografiar a Quezada en la finca mientras desentierra y mete en su maletero «el cuerpo desnudo de una persona».

«Desenterró el cuerpo del niño y lo introdujo en el maletero, vertiendo expresiones vejatorias que revelan, presuntamente, una falta de sentimientos y humanidad que, de ser ciertas sus palabras, serían de pura crueldad», concluye el juez en el auto del caso.

El magistrado, quien también interrogará a los padres del pequeño este mismo jueves en calidad de testigos, ha ordenado que se investigue si finalmente Ana Julia suministró ansiolíticos al pequeño, tras hallarse tres cajas de estos medicamentos en el coche de la asesina confesa.

Los investigadores estimen que el crimen no fue del todo planeado, sino que Quezada «encontró» a Gabriel jugando y lo convenció de ir a la finca. Allí, le golpeó en la cabeza con un hacha y lo asfixio tapándole la boca y la nariz con sus propias manos manos, según su propia confesión. Más tarde, lo desnudó y enterró en un hoyo que ella misma había cavado esa mañana mientras Gabriel jugaba en la finca. «Lo dejó allí y no lo movió hasta el 11 de marzo», afirman las fuentes judiciales.

Temas

Sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos