Giro en la investigación de un supuesto crimen machista: pudo ser en defensa propia

Su mujer había retirado los casi 100.000 euros que había en la cuenta bancaria solo unos días antes

ATLAS

El pasado 24 de agosto Sofía moría de una puñalada en el pecho. Su marido, Santiago, estaba en la misma habitación con varias heridas en el torax. Las hijas de ambos, 8 y 11 años, estaban en otra habitación. Ocurrió en Arroyo de la Luz (Cáceres).

Después de salir del hosital el hombre ingresó en prisión. Y tres meses después ha vuelto al pueblo, libre por orden judicial hasta que se celebre el juicio. Siempre mantuvo que actuó en defensa propia.

Los informes forerenses y la investigación de la Guardia Civil parecen apoyar su argumento, porque al aseguran que la mujer apareció con un guante de latex en la mano derecha que se habría puesto antes del crimen. Además, todo apunta a que el arma que mató a Sofía era la misma que se utilizó en las 16 puñaladas que recibió su marido.

Se investigan también los movimientos bancarios anteriores a los hechos, porque según dijo Santiago Casas, su mujer había retirado los casi 100.000 euros que había en la cuenta bancaria solo unos días antes, dejando solamente 800 euros en el banco tras hacer transferencias a cuentas a su propio nombre en países africanos. La investigación sigue en marcha y bajo secreto del sumario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos