Finge tener cáncer para estafar a sus seguidores

Belle siguió manteniendo su farsa incluso cuando revistas como Cosmopolitan le entragaron galardones/
Belle siguió manteniendo su farsa incluso cuando revistas como Cosmopolitan le entragaron galardones

F. OLMOS

Belle Gibson era una bloguera que gozaba de bastante popularidad en Australia. Belle se dedicaba a contar su -supuesta- lucha contra el cáncer desde que le diagnosticasen un tumor cerebral y, entre muchos otros 'hitos', se vanagloriaba de haber donado más de 300.000 dólares a asociaciones de lucha contra el cáncer. Sin embargo el giro más importante de su historia llegó el día en que anunciaba a bombo y platillo a sus más de 200.000 seguidores que había conseguido curarse.

Lo sorprendente era el método: comiendo sano y realizando terapias naturales. Incluso llegó a publicar un libro (hoy retirado) con sus recetas. Si desde un primer momento algunos escépticos la tenían en el punto de mira, cuando se atrevió a insinuar que los tratamientos convencionales no habían conseguido curar su cáncer pero la medicina alternativa sí, la comunidad médica, alertada, decidió intervenir.

Belle atrajo más atención de la que realmente buscaba. Al final, dando su fantasía como insostenible, claudicó y confesó la verdad: jamás había sufrido cáncer. Ahora se enfrenta a un largo proceso judicial en el que se la juzgará por estafa. Pero la opinión pública incide en que lo más peligroso del asunto no es que haya gente capaz de mentir sobre un tema así para lucrarse, si no que encima elija algo tan peligroso como recomendar la medicina alternativa sobre la convencional.

Y es que la comunidad médica de todo el mundo está harta de advertirlo. El peligro de la terapia alternativa no es la terapia en sí misma, si no que los enfermos dejen la convencional. Además tanto la opinión pública como la justicia australiana critican que Belle Gibson ni tan siquiera ha aparecido por el juzgado a «dar la cara» u ofrecer explicaciones o perdón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos