Cómo evitar la radiación del teléfono móvil

Cómo evitar la radiación del teléfono móvil

El Departamento de Salud Pública de San Francisco ha publicado una serie de recomendaciones al respecto

LA VERDAD

Pese a que la ciencia no ha conseguido demostrar que haya evidencias probadas de que la radiación de los teléfonos móviles sea responsable de todo aquello que le acusa la creencia popular (tumores cerebrales, infertilidad, dolores de cabeza, deterioro de la memoria, de la audición o del sueño), sí que es cierto que en 2011 la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud la calificó en el subgrupo de 'posiblemente cancerígena para los humanos'.

En cualquier caso, el Departamento de Salud Pública de San Francisco ha publicado por primera vez en la historia de un organismo público una serie de recomendaciones para reducir la exposición a este tipo de radiación, entre las que se incluyen las básicas (mantenerlo alejado de la cama cuando durmamos o no llevarlo en el bolsillo si no aparte -en un bolso o riñonera-) además de algunas otras como:

- Reducir el uso del móvil cuando la señal es débil

- Reducir su uso para transmitir audio o vídeo, o para descargar o cargar archivos de gran tamaño

- No acercar el auricular a la oreja para reproducir audios

Sin embargo, Karen Smith, miembro en activo del departamento, ha tranquilizado a la opinión pública asegurando que ofrecen estas recomendaciones únicamente porque muchos ciudadanos les preguntan sobre el tema, no porque crean que las radiaciones son nocivas para la salud. La Asociación de Telecomunicaciones Móviles e Internet publicó un comunicado sobre este asunto:

«La salud de los estadounidenses es importante para CTIA y la industria inalámbrica, y animamos a los consumidores a consultar a los expertos. Según la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos, la Comisión Federal de Comunicaciones, la Organización Mundial de la Salud, la Sociedad Estadounidense del Cáncer y muchas otras organizaciones internacionales y estadounidenses y expertos en salud, la evidencia científica no muestra ningún riesgo conocido para la salud debido a la energía RF emitida por los teléfonos celulares».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos